Síguelos

Nada en mi vida ha llegado por casualidad. Bueno o malo, cada situación, persona, bendición, problema, enseñanza, etc.

En algunos casos, ha habido un punto en el camino donde he podido ver la razón por la que aparecieron en mi vida. Otros posiblemente guardarán sus secretos para siempre. El tiempo lo dirá.

No hay una sola cosa que yo haya aprendido en el pasado, que no se haya vuelto “útil” en algún momento de mi vida. Es por eso que no considero “tiempo perdido” a cada momento que paso aprendiendo algo nuevo.

Hay un viejo proverbio ruso: “Век живи, век учись” (Vive un siglo, estudia un siglo).

Aprender es una bendición. Sus efectos en nuestro cerebro son sorprendentes y en realidad tiene propiedades curativas también. Continúe leyendo

Estás siendo limitado

Estaba escuchando las diferentes quejas de un grupo de personas sobre la forma en que los gobiernos de todo el mundo están limitando nuestra libertad. Cuán castrantes y humillantes a algunas leyes pueden ser para nuestro bienestar.

Uno de los que se quejaban, era un conocido que vive en una parte muy costosa de la ciudad y se quejaba sobre el abuso que algunos inmigrantes tienen que enfrentar cuando llegan a la frontera, se les trata como criminales y son devueltos a su país. Él es el primero en contratar a esas personas, les paga un salario miserable y los trata casi como esclavos. Continúe leyendo

Atrévete a explorar

Ya había visto ese pasaje muchas veces, en realidad no todo el pasaje, sino la entrada. Parecía un pasaje antiguo abandonado y sin salida.

Sin embargo, la idea de explorar en realidad nunca se me ocurrió antes.

El día de hoy regresaba del estudio y estaba a punto de tomar mi ruta habitual cuando “algo” me hizo parar y mirar las escaleras que conducen a ese pasaje. Pensé que podría haber sido una antigua entrada de la estación de metro que está cerca. Pero una corazonada inesperada me hizo detenerme y bajar las escaleras. Continúe leyendo