El tazón roto

Hay una enseñanza budista antigua que dice que debes de ver a tu plato como ya roto. Es decir, si sabes que un recipiente se puede llegar a romper y, si aceptas este hecho, entonces no reaccionarás de forma exagerada cuando esto pase.

Esta enseñanza nos dice que si somos conscientes de que todo tiene un ciclo, cuando termina un ciclo particular no seremos sorprendidos por ello. Nuestra mente aceptará el final de ese ciclo y será capaz de seguir adelante sin trauma. Continúe leyendo