Tolerar

El otro día mientras daba un largo paseo por el parque, estaba reflexionando sobre por qué a veces nos sentimos incómodos con la forma en que nuestra vida se desarrolla.

Recuerdo haber llegado a pensar que, mientras me sintiera bien, se suponía que mi vida y todo lo que me rodeaba estaría bien y no debería mover nada para cambiarlo.

No estoy diciendo que debas sentirte incómodo con tu vida todo el tiempo, esa no es la verdadera razón para estar aquí. Pero una vez que notas que “nada cambia” que las cosas son iguales, como de costumbre y, comienzas a sentir que no estás “avanzando” en el camino de tu vida, entonces es hora de escuchar esa pequeña voz en tu cabeza que está tratando de decirte algo muy importante.

Algo que tal vez estés fingiendo ignorar. Continúe leyendo

Tu portada

Dicen que no se debe juzgar un libro por su portada, sin embargo muchos autores (publicados o independientes) luchan por diseñar la mejor portada para sus libros. Saben que una cubierta atraerá clientes y los “alentará” a comprarlos.

Hacemos lo mismo con los seres humanos. Sabemos que no debemos juzgarles por su apariencia física, sin embargo, los hábitos tardan en morir y todavía juzgamos a las personas por su “portada”. Continúe leyendo