Dónde quiera que estés

Si miras a tu alrededor en este momento, ¿qué ves? O mejor dicho, ¿te gusta lo que ves? ¿Estás en el lugar donde planeaste estar hace un año? ¿Son las circunstancias como las deseabas en aquel entonces?

Si contestaste que sí a todas esas preguntas, enhorabuena, has llegado a la meta. Pero si contestaste que no a cualquiera o a todas, entonces no te preocupes. Eres un ganador de todos modos porque, lo creas o no, estás en lugar en el que estás destinado a estar en estos momentos.

Probablemente tus metas y sueños eran diferentes y piensas que estás en donde no se supone que deberías el día de hoy. Pero eso no es así. Continúe leyendo