Lo que dicen

¡Él estaba en estado de shock! no podía creer lo que escuchaba. Esta mujer de edad avanzada y tan bien vestida, acababa de usar el peor vocabulario que había oído en años. Incluso un camionero viejo, se sentiría avergonzado con las palabras que esta mujer había pronunciado en contra de él (No quiero decir que todos los conductores de camiones tengan un mal vocabulario, conozco a dos que leen mucho y están muy bien educados). Pero mi amigo estaba furioso.

Estaba manejando en los carriles centrales en una concurrida avenida, uno de sus neumáticos explotó literalmente y casi perdió el control de su vehículo. Por suerte para nosotros pudo parar, encendió sus luces de emergencia y comenzó a conducir con cuidado hacia la salida. Todos los conductores se detuvieron y le permitieron pasar. Todos los conductores con la excepción de una mujer que conducía un coche muy caro y que se sintió ofendida porque tuvo que reducir la velocidad para dejarnos pasar.

Tan pronto como llegamos a la salida se detuvo y comenzó a utilizar el vocabulario más increíble que puedas imaginar. Sentí mucho que no pude grabar toda la escena sólo para aprender las nuevas palabras que había inventado ella en ese momento de furia, algunas groserías que usó no eran ni siquiera posibles, pero toda la escena fue muy divertida, al menos para mí, porque mi amigo estaba completamente furioso por el incidente. Continúe leyendo

Palabras

Yo estaba tratando de entender lo que dos jovencitas estaban platicando mientras esperaba en una plataforma en una estación del metro. Estaba con una persona adulta con ellas, que supongo que era la madre de una de las adolescentes.

Era muy difícil entender lo que estaban hablando, pero me sentí aliviado cuando me di cuenta de que yo no era el único, la madre y otras dos señoras estaban en la misma situación que yo. Obviamente estaban confundidas con la forma en que ellas utilizan algunas palabras.

No puedo recordar exactamente cuáles estaban usando, pero, cuando una de ellos le preguntó a la otra el significado de una de esas palabras, ella dio una respuesta que estaba muy lejos de ser correcta. Continúe leyendo

Malas palabras = mala energía

Últimamente he visto en incremento en el uso de malas palabras en los medios de comunicación. Cuando yo era niño, las malas palabras eran algo que sólo la gente ignorante de clase baja utilizaban o, al menos, eso es lo que me dijeron.

El respeto al público en los medios de comunicación, especialmente en la radio era muy estricto y decir una palabra vulgar era castigado con multas muy elevadas y en algunos casos incluso la suspensión del programa.

Las damas nunca se atrevían a decir una palabra grosera y siempre se preocupaban por aprender más vocabulario y la lectura de libros para mejorar su cultura e imagen. Continúe leyendo