¿Tus límites?

 

Estaba hablando con Rick el otro día, quien estaba muy preocupado por su futuro.

Su abuelo fue médico, su padre fue médico y, sí, lo adivinaste, él se convirtió en médico también.

Había estado rodeado de médicos de todo tipo durante toda su vida. Asistió a reuniones y fiestas donde la mayoría de la gente eran doctores, todo su mundo estaba lleno de galenos aquí y allá.

Eso fue por un lado muy bueno, porque esa influencia lo había convertido en un buen médico, muy abierto a todo tipo de tratamientos, no sólo a la alopatía. Pero por el otro lado, también era una cosa terrible, porque había asumido toda su vida sólo su papel de médico. No podía concebir la idea de hacer otra cosa.

Había aceptado la limitación de ser siempre sólo un médico y la idea de tener un hobby o actividad fuera de su profesión era impensable para él. Continúe leyendo

¡Reemplázalo!

Ella estaba dibujando algo en un pedazo de papel, cuando llegué a su casa, ella no parecía darse cuenta de mi presencia, así que se quedé en la entrada de la sala esperando a que me invitara a pasar. Pero ella estaba demasiado concentrada en su dibujo, por lo tuve que esperar un rato hasta que, sin apartar los ojos de su dibujo sólo murmuró: “¿Vas a quedarte en la puerta todo el día? ¿No preferirías sentarte? ”

Busqué una silla donde sentarme, pero a pesar de ser una casa victoriana muy grande y lujoso, ella no tenía muchos muebles alrededor y algunas zonas me recordaban la decoración minimalista tradicional japonesa. Continúe leyendo