Celos

Hemos sido educados para ser egocéntricos de muchas maneras. Por supuesto, tú necesitas tener tus propias cosas, para tu uso personal. Y ciertamente, todos queremos tener a nuestros seres queridos cerca de nosotros.

Pero ¿has notado lo desesperados que nos ponemos cuando se van, aunque sea por un rato?

Creo que la mayoría de nosotros hemos hecho algunas cosas locas para llamar la atención de alguien que nos interesa o para mantenerles a nuestro lado.

Los celos son una gran enfermedad, ha causado grandes tragedias en la historia de la humanidad. Nos transforma y afecta a todo nuestro cuerpo y alma.

Pero algo que he notado y discutido con muchas personas de diferentes usos y costumbres, es la futilidad de caer en su trampa. Continúe leyendo

Tu sala de trofeos

Me gustaba observar en silencio todos los tesoros que un amigo tenía en su estudio. Las paredes estaban cubiertas por fotos, trofeos, premios y cosas por el estilo.

A lo largo de su vida, él había conocido y hecho amistad con muchas celebridades de diferentes partes del mundo, algunos de ellos habían sido elementos clave en la historia humana.

Un día, mientras yo descubría más “tesoros” escondidos como libros autografiados, honores y reconocimientos. Mi amigo llegó y se sentó en su escritorio. Con gracia observaba como yo disfrutaba viendo su impresionante colección de recuerdos. Continúe leyendo

No eres tú…

Tú has hecho tu mejor esfuerzo para ser amable, generoso, afable y comprensivo con los demás. Te consideras la clase de persona tranquila, relajada y de fácil comunicación. Trabajas en tu ser interno constantemente y tomas el cuidado adecuado de tu propio cuerpo, tanto como te es posible.

Sin embargo, las personas a quien más quieres, se la pasan malinterpretando tus palabras, intenciones y acciones.

¿Qué, pues, estás haciendo mal?

Probablemente nada. Por lo menos no estás haciendo las cosas mal a propósito. Tal vez el único problema que estás causándote a ti mismo, es el preocuparte demasiado por lo que otros piensan de ti. Continúe leyendo

Tú te defines a ti mismo

Recuerdo un día cuando mi hija me dijo que era tonta.

Me quedé muy impresionado por la forma en que lo dijo. Tenía alrededor de 5 años de edad y, llegando de la escuela me dijo que era tonta en una voz muy confiada y firme. Ella estaba totalmente convencida de que era un hecho.

Le pregunté el por qué había dicho eso y, en el mismo tono, me respondió: “Mi maestra me dijo que soy tonta, mis amigos me dijeron que soy tonta, mis primos me dijeron que soy tonta, por lo tanto, debo serlo”

“¿Te lo dijeron hoy?”, Pregunté.

“Sí, pero ya me lo han dicho antes, por lo que creo que debe ser cierto” Ella respondió con tristeza. Continúe leyendo

Tu principal objetivo

En las últimas semanas he visto personas que comenzaron con entusiasmo y mucha energía alguna empresa, algún proyecto, o algún sueño que tenían desde hace mucho tiempo y finalmente se habían decidido a dar sus primeros pasos.

Y de la misma manera en que dejamos caer nuestros propósitos de Año Nuevo, ellos, después de enfrentarse a algunos obstáculos, decidieron abandonar el suyo también.

Hace algunos años, un amigo mío que era escritor de ficción, después de haber escrito 5 libros y, sin muchas ventas que mostrar en su bolsillo, decidió abandonar la escritura. Me dijo entonces que nadie había comprado sus libros y que sentía que estaba perdiendo el tiempo escribiendo sin resultados aparentes. Continúe leyendo

Esta lección que aprendí hoy

Muchos años habían pasado desde la última vez que hablé con él, pero fue una agradable sorpresa volver a verlo. Su aspecto era como de costumbre fuerte, pero más relajado al mismo tiempo. Era difícil decir cuál era la diferencia real.

Compartimos muchos años en nuestra infancia, pero nuestros caminos tomaron diferentes direcciones. Pero ahora que nos habíamos encontrado otra vez, era muy agradable poder hablar de los viejos tiempos y compartir lo nuevo también.

Después de un tiempo de escuchar su historia y luego tomar mi turno para contar la mía, nos quedamos tan impresionados de lo diferentes que nuestras vidas habían sido y ahora el poder compartir este pequeño momento, aquí y ahora, eso era aún más sorprendente. Continúe leyendo

Imperios

Un profesor que tuve, una vez nos dijo que el aprendizaje de la historia es uno de los temas más importantes, no a causa de las fechas y nombres, sino porque nos enseña qué errores se cometieron en el pasado y cómo no repetirlos de nuevo.

Aunque creo que todos hemos fallado en eso por completo, porque los humanos estamos repitiendo los mismos errores una y otra vez todo el tiempo. Así que creo que no hemos terminado de aprender esa habilidad tan importante de la historia todavía.

Una de las partes más impresionantes de la historia humana, al menos para mí, es el ascenso y la caída de los grandes imperios en todo el mundo. Desde el Imperio Romano, el Imperio Mongol, el imperio Ruso, el Imperio Británico y así sucesivamente. Continúe leyendo

Reaparición

Yo estaba feliz y sorprendido de verlo. Había cambiado tanto después de todos estos años. Se ve ahora en una mejor forma, más saludable y más feliz.

La verdad es que yo no podría haberlo reconocido, pero él me reconoció y me dio mucho gusto el que lo haya hecho.

Hace unos años, en esa misma calle, solía ver a un hombre sin hogar que me pedía unas monedas “para desayunar”. Dijo que su nombre era Johnny y por lo general, yo le daba un poco de cambio que me quedaba, otras veces compartía algo de los alimentos que tría conmigo. Continúe leyendo

Acéptalo

He oído tantas veces que tienes que aceptar el cambio y las dificultades cuando vienen, que pensé que había entendido totalmente la idea. Y probablemente sí la entendí, pero como es habitual, cuando se trata de aplicar nuestros conocimientos en la vida real, las cosas se vuelven difíciles.

Somos todos excelentes en la teoría, pero cuando llega el tiempo de la práctica, la historia es muy diferente, lo mismo al dar consejos a los demás, tú ya sabes qué decirles en cualquier situación que tengan que afrontar, pero cuando estamos en el mismo predicamento nosotros, todas esas respuestas y soluciones desaparecen de nuestra cabeza.

Hace pocos años después de vivir durante mucho tiempo muy cómodamente en una zona bonita de mi ciudad, vendieron la casa que había alquilado y se me pidió de inmediato que me cambiara de casa. Eso fue muy traumático para mí, porque tenía todos los ingredientes para una tragedia de elaboración casera:

  • Era algo totalmente inesperado y no deseado.
  • Me sacó de mi rutina y comodidad.
  • Era aterrador ya que significaba dar un salto hacia lo desconocido.
  • No había aparente solución ni ninguna opción frente a mí.
  • Me quedé solo porque todos los “amigos” y familiares se fueron cuando los necesitaba más. Ellos simplemente desaparecieron.
  • Yo estaba paralizado por el miedo.

Y un sinfín de extras más.

Así que cuando las cosas se ponen realmente abrumadoras y no puedes resolverlas y, ya intentaste todo lo posible, o al menos todo lo que sabes que  puedes intentar, lo único que te queda es, simplemente respirar y tener fe en que todo saldrá bien para algo mejor.

Deja de pensar, preocuparte, imaginar, obsesionarte, etc.

Si quieres seguir leyendo este artículo y otros más, da click aquí.

La confrontación

Cuando enfrentas la adversidad en sus múltiples formas, también tienes muchas oportunidades para hacer frente a los diferentes aspectos de tus problemas.

A veces, cuando tus problemas tocan un área de tu ser que realmente te importa, tienes que enfrentar el problema de una manera diferente. Cuando nuestras emociones están involucradas, tendemos a ver las cosas bajo una luz diferente y por lo tanto nuestras decisiones están comprometidas. Continúe leyendo