Contrastando

Yo no estaba consciente de la raíz de su ira. Siempre había sido una persona muy agradable, siempre sonriendo y bromeando con todos a su alrededor.

Ellos habían sido amigos desde su infancia. Habían estado juntos en muchas batallas y en muchas celebraciones también.

Pero un día su amigo salió del país para comenzar la búsqueda para encontrar a su “verdadero yo”. Muchos caminos nuevos y experiencias le aguardaban.

Perdieron el contacto por muchos años hasta que, un día, él volvió a casa.

Había tenido mucho éxito en su negocio y había viajado por el mundo y aprendido muchas cosas valiosas.

Su amigo se había quedado en casa durante todos estos años.

El día que volvió a su ciudad natal, se sorprendió al ver que muchas cosas no habían cambiado en absoluto, mientras que otras eran totalmente diferentes.

Ambos amigos se reunieron una vez más después de todos esos años de estar separados y cada uno le dijo al otro sobre las cosas nuevas en sus vidas. Ambos se alegraron de verse una vez más.

Hasta que comenzaron a comparar sus vidas. Continúe leyendo

Puertas

No soy una persona muy sociable. No es que no me guste conocer gente nueva, por el contrario, me encanta conocer gente nueva, pero lo que no me gusta es estar en medio de grandes multitudes.

Me gusta enfocarme en un pequeño grupo de personas para que podamos llegar a conocernos bien y pueda darles a estos nuevos amigos, la atención adecuada. Pero cuando tienes que conocer a muchas personas al mismo tiempo, por lo general es cuando hago mutis por la izquierda.

No me malinterpretes, no estoy realmente antisocial, (bueno, no mucho.) Pero creo que cada persona que conozco, es como una nueva ventana que me permite ver nuevos paisajes, nuevas ideas, nuevas experiencias, etc. Continúe leyendo

¡Sólo escóndete!

Últimamente me he ido encontrando diferentes casos de personas que tienen miedo de estar con ellas mismas porque sus familias piensan que se están convirtiendo en paranoicos o anti-sociales.

El exceso del uso de la tecnología está provocando que muchas personas crean que el tener un comportamiento tranquilo y reservado lejos de las multitudes y / o prácticas sociales comunes es un síntoma peligroso. Si no te involucras en las actividades estereotipadas que cualquier otro ser humano “normal” sigue todos los días, te están etiquetando de “antisocial”.

Sé que la enajenación que estamos sufriendo la mayoría de nosotros debido a las nuevas tecnologías está afectando a nuestra sociedad y a la forma en que nos comunicamos unos con otros y que en a largo plazo esto traerá problemas que ni siquiera podemos prever ahora. El temor por la falta de atención por parte de aquellos que amamos está afectando nuestra convivencia y nos está dañando ahora de muchas otras maneras. Continúe leyendo

Limpieza

Una de las mejores cosas de decidirte a limpiar ese lugar en tu casa que has estado descuidando desde hace mucho tiempo, es que puedes encontrar muchas cosas que se habían perdido y que nunca imaginaste que encontrarías de nuevo y especialmente, ¡en ese lugar!

Una vez que decides empezar a sacar cosas de esa caja abandonada, armario, despensa, etc. Te sorprenderás de todas las cosas que estaban ocultas allí, mientras más “exploras” ahí adentro, más encontrarás y, empiezas a desear haber hecho esta limpieza antes. Continúe leyendo

Yo respeto tu manera de hacer las cosas

Sé que ya has oído muchas veces que todos somos diferentes. No importa el tiempo que hemos vivido en la misma comunidad, en la misma casa y hasta en la misma familia. Tenemos mucho en común y, sin embargo, seguimos siendo diferentes.

Quizá prefieras ponerle azúcar en tu té, yo prefiero un poco más de crema en su lugar. Es posible que tú prefieras un pan de dulce para acompañarlo, yo prefiero una dona. Y después posiblemente te guste hablar de política, yo prefiero saltarme ese tema.

Podemos ser tan diferentes en muchos aspectos y, sin embargo, podemos compartir un momento agradable con nuestro té, cada uno de nosotros disfruta, al mismo tiempo, nuestros propios placeres personales. Continúe leyendo

Dejando atrás

Creo que una de las cosas más difíciles de hacer cuando haces cambios en tu vida es el dejar el daño atrás, renunciar a esas cosas, objetos y costumbres que todavía están aquí, pero que ya no nos sirven.

Tendemos a apegarnos a las cosas que han causado un impacto emocional profundo en nuestra alma, ya sea bueno o malo|. Así que cuando llega el momento de hacer una limpieza profunda en nuestra casa o en nuestro corazón, encontramos muy difícil el deshacernos de ello, ya que cada vez que nos ponemos en contacto con eso, vivimos de nuevo esas emociones. Continúe leyendo

Tu valía

Ella me vio caminando por la calle y me saludó muy efusivamente. “¡Tenía muchas ganas de verte! ¡Finalmente terminé tu libro y me encantó! ¡Lo voy a leer otra vez! ”

“Pero el problema es que quiero ser capaz de hacer las cosas que hablas en el libro, pero no creo que sea tan fácil como parece”, se quejó.

Le di las gracias por leer uno de mis libros y simplemente le dije: “Yo nunca dije que fuera fácil, nada en ese libro es realmente fácil. Es un proceso, todo lo que vale la pena toma tiempo. Sólo estoy compartiendo en mis libros mis experiencias e ideas propias, pero mi objetivo principal es alentar a mis lectores a encontrar sus propias respuestas y métodos. Todos somos diferentes y tenemos diferentes circunstancias sucediendo en nuestras vidas en este momento, pero todos estamos en el mismo barco y, podemos encontrar mentalidades y procedimientos comunes para tener un viaje más feliz.” Fue mi respuesta. Continúe leyendo

Tu nuevo sendero

“Sí, las cosas se estaban poniendo muy difíciles, me sentía abrumado y cada mañana trataba de resistirme a la alarma del despertador, no quería levantarme, yo sólo quería seguir durmiendo para no tener que lidiar con todo el lío que yo mismo me había creado”. Él se veía cansado, pero con una nueva luz en sus ojos.

Había perdido su compañía, su hogar, su matrimonio, pero por suerte no el amor de sus hijos. Así que él fue capaz de encontrar una motivación para salir del agujero que él había cavado para sí mismo.

“¿Y que hay de ti? ¿Habías pasado demasiado tiempo en tu zona de confort? Preguntó. Continúe leyendo

El siguiente paso

(Nota: Esta no es mi historia personal, esta es la historia de un querido amigo, que ahora tiene una mansión maravillosa a las afueras de Londres, quien compartió esta lección conmigo y ahora la estoy compartiendo contigo, así que espero que todos podamos aprender algo útil de ella)

Estaba tan acostumbrada a vivir en esa casa que la idea que la fuera a dejar algún día nunca me pasó por la mente. Yo había vivido allí desde que tenía 5 años de edad. Era pequeña, pero muy cómoda y para mis ojos tenía todo lo que yo necesitaba.

Pensé que la casa sería mi hogar durante el resto de mi vida Continúe leyendo