Encuentra tu esperanza (Auto-recordatorio)

¿Recuerdas ese momento en que pensabas que todo estaba perdido y no había solución posible para ese problema?

Cuando eras un niño, había momentos en que las cosas parecían imposibles de lograr, cosas como sujetar la cuchara apropiadamente, alcanzar un juguete en un cajón alto, solucionar una suma en el pizarrón mientras todos los compañeros te observaban, etc.

Probablemente hubo momentos en que te sentiste nervioso de decirle a tus padres que habías roto su jarrón favorito por accidente mientras jugabas con tu pelota dentro de casa. Simplemente no podías pensar en una forma de salir de esa situación, ¿verdad?

A medida que avanzas en tu vida, las pruebas se vuelven más difíciles y las situaciones parecen más complicadas. Pero, cuando ves hacia atrás, puedes ver que siempre fuiste capaz de encontrar una solución para cada tribulación que encontraste en tu camino, ¿no es así? Continúe leyendo

Fuerza

Todos hemos pasado por experiencias duras, algunos más que otros, pero todos hemos sobrevivido a esos tiempos difíciles.

Hace mucho conocí a una sobreviviente de la bomba de Hiroshima, era una mujer de edad avanzada muy amable y dulce.

Cuando me dijeron que era una sobreviviente de ese terrible suceso, no lo podía creer. Se veía tan tranquila, tan dulce y tan feliz con la vida que simplemente ¡no podía creer que había pasado por una experiencia de vida tan horrible!

Por supuesto dirás que también han pasado muchos años después de ese horrible incidente, pero déjame decirte que he conocido a personas que han tenido experiencias mucho menos terribles que han marcado su carácter y personalidad. Continúe leyendo

¿Cuál es tu alacrán?

Yo escuchaba a un grupo de damas en un parque, estas se quejaban de la existencia de cosas y personas malas.

Una de ellas decía que Dios no debería permitir que las cosas, personas o eventos malos existieran. El resto del grupo a su alrededor asintió con la cabeza.

Continué mi paseo pensando que cuando yo era pequeño, tenía esa misma postura hacia los alacranes. Yo tenía mucho miedo de ellos. Y estaba tan aterrorizado de ellos que los atraía por docenas. Cuando íbamos a visitar a mis primos en una región donde los alacranes son muy comunes, siempre se sorprendían al ver que tan pronto como llegaba yo a su casa, los alacranes comenzaban a aparecer en las paredes, en las esquinas, debajo de las camas ( especialmente debajo de la cama en la que yo durmiera), en el techo, etc. Por supuesto, mi temor era tan fuerte que les atraía obviamente. (Este es un claro ejemplo de la Ley de Atracción funcionando). Esa horrible sensación de miedo los atraía tan pronto como yo me hacía presente. Continúe leyendo

Lo que esperas…

Debo admitir que a veces mi mente vuela más alto de lo que debería y crea paisajes sobre amplificados de eventos.

Es cierto que estamos viviendo la vida en función de nuestras ideas, creencias, puntos de vista, etc. Pero a veces nuestra expectativa se basa en la imagen mental equivocada y por lo tanto, esto nos lleva al dolor y la decepción, o el miedo y la inmovilidad. Continúe leyendo