Control

Todo el mundo te está diciendo que necesitas controlar lo que piensas porque es lo que atraes. Eso es cierto, pero también, trae sobre nosotros una gran carga y nos estresamos nosotros solos haciendo un gran esfuerzo para evitar los malos pensamientos y sentimientos.

Como seres humanos, podemos experimentar todo tipo de sensaciones, pensamientos y emociones.

No podemos limitar nuestra mente y alma para filtrar todo el tiempo los malos pensamientos y sentimientos. Eso no sería benéfico y, al final, nos traería serios problemas de salud.

No necesitamos evitar por completo los periódicos, noticias de la televisión y los chismes en general que nos rodean.

La gran diferencia viene cuando no permitimos que esos eventos cambien nuestra autoconfianza. Continúe leyendo

Reflejando

 

¿Te tomas muy en serio?

Pues no lo hagas, en realidad, nadie más lo hace.

Por lo general, pensamos que la gente “nos ve” como nos vemos a nosotros mismos.

La verdad es que cada persona que te conoce tiene una impresión diferente de ti y su perspectiva podría ser totalmente opuesta a la tuya, por lo tanto, su “imagen” de ti podría ser completamente diferente a la tuya.

Creo que todos conocemos a alguien que parece vivir en una “burbuja aislada”, especialmente, con respecto a la energía que ellos “transmiten” al mundo.

Conozco a una persona que cree que es muy atractiva, humilde, amada y querida por toda su comunidad. Si le preguntas, todo el mundo la adora, la respeta y la admira. Según esta persona, todo el mundo es su amigo, especialmente gente famosa y poderosa y le encanta presumir sus fotografías con ellos, a su familia y amigos. Continúe leyendo

Nuevos comienzos

Cuando recibí la noticia, no podía creer que me estuviera sucediendo a mí. No tenía tiempo para enfermarme, no tenía tiempo para descansar, no tenía tiempo para perderlo cambiando mi estilo de vida. 

Debe haber una manera rápida de deshacerse de esa enfermedad.

Después de todo, hacemos todo lo rápido hoy en día, ya no tenemos que cocinar, comemos comida rápida, llevamos nuestra ropa a la lavandería y la recogemos limpia y planchada, así que no tenemos que perder el tiempo haciéndolo nosotros mismos, Usamos un servicio de taxi para llevarnos a todas partes para que no tengamos que conducir más, nuestro teléfono inteligente encontrará la forma más rápida y más rápida para no perder un segundo en el tráfico.

Vivimos nuestra vida a alta velocidad y estamos acostumbrados a conseguir lo que queremos rápido y fácil.

Internet responde a todas nuestras preguntas y nos proporciona toda la información que necesitamos en cuestión de segundos.

Así que no hay excusa para que una enfermedad se prolongue en nuestros cuerpos. Tiene que haber una píldora, un tratamiento o un método para que me deshaga de cualquier cosa que se atreva a retrasar mi ritmo de mi día a día. Continúe leyendo

Feliz

Me sentía contento esa mañana. En realidad estaba disfrutando de esa sensación de “nada está mal en el mundo”, cuando de repente el hemisferio izquierdo de mi cerebro le preguntó al hemisferio derecho ¿qué era lo que lo tenía tan contento?

Tal vez este estado inusual de felicidad fue demasiado sospechoso para ese lado del cerebro que siempre está analizando y cuestionando todo el tiempo.

Por supuesto, se las arregló para encontrar más de una “razón” para dejar “el exceso de felicidad” y dedicar tiempo para procesar  información más “útil” y preocupante.

Así que mi mente comenzó a hacer una lista de todas aquellas cosas en mi pasado que estaban sin terminar, poco claras e injustas ante mis ojos para que pudiera volver al patrón regular de intranquilidad, más natural y más popular en estos días en este mundo. Continúe leyendo

¿Estás colapsando?

A veces sentimos que las cosas dentro de nuestra mochila emocional se están poniendo demasiado pesadas para cargarlas, entonces falla nuestra fuerza interior y terminamos cayendo al suelo.

A parte del dolor y el entumecimiento que la caída causa en nuestro corazón, finalmente decidimos volver a levantarnos, pero a veces incluso cuando estamos de pie de nuevo, sentimos nuestra alma destrozada y no podemos volver a armar nuestros pedazos. Continúe leyendo

¿Estás orgulloso?

Después de todos estos años de vivir tu vida a tu manera.  Después de la adquisición de hábitos, ideas, habilidades y conocimientos y, de convertirte en la persona que eres ahora. ¿Qué opinas del resultado? ¿Estás orgulloso de tu vida?

Y estoy hablando de manera general, no de cosas en específico.

Sé que hay muchas cosas que has logrado y que pueden hacer que te sientas orgulloso de ti mismo. Y sí, hay miles de cosas que no has alcanzado todavía, pero que no deben hacer que te sientas menos orgullosos de quien eres ahora.

La verdad es que estamos aquí para aprender, explorar y experimentar, con el fin de mejorarnos a nosotros mismos. Y como bien sabes, de vez en cuando aprendemos la lección de inmediato, otras veces tenemos que repetirla, pero al final, siempre terminamos siendo una persona diferente.

El verdadero problema viene, cuando sentimos la necesidad de “continuar” con nuestras viejas ideas, hábitos y respuestas. Si ves las cosas ahora, del mismo modo en que las veías hace 10 años, entonces no has avanzado ni un centímetro.

A medida que pasa el tiempo, adoptamos la creencia de que no hay que cometer más errores, o al menos, no tan a menudo.

Pero, ¿quién puede vivir una vida sin cometer errores?

Nadie.

Para seguir leyendo este artículo y otros similares, Haz Click Aqui.

Carta abierta

Estaba revisando algunos viejos recuerdos de mi viaje a tu país hace unos años. Encontré tu tarjeta de negocios y me acordé de lo contento que estuve que tú me hayas dado una mano en aquel momento para ponerme en contacto con gente importante y de que me hayas ayudado a moverme alrededor de tu ciudad.

Fue un tiempo agradable y estoy muy agradecido por tu amabilidad y ayuda en ese momento. Cuando vi tu nombre en la tarjeta, me dio curiosidad por saber qué estarías haciendo ahora. Así que hice la búsqueda típica en Internet y me quedé muy sorprendido de encontrar tu nombre en algunos sitios, pero lo que encontré no era exactamente lo que esperaba.

Te dije alguna vez que llegarías a ser muy famosa algún día, pero esto está fuera de lo que tenía en mente. Continúe leyendo