Antes de…

Hay un pequeño pueblo muy agradable en South Devon, Inglaterra llamado Coffinswell.

Me gusta ir de vez en cuando a Court Barton, que es una casa solariega del siglo XVI, la parte sur de esta casa solariega fue utilizada como un tribunal durante algún tiempo, pero todavía se ve tan hermosa como siempre.

Recientemente, estaba caminando por los caminos y senderos que conducen a la vecina aldea de Daccombe, cuando vi a un hombre haciendo algunos trabajos de jardinería en el frente de Court Baron.

Lo saludé alegremente y él respondió de la misma manera sin voltear a verme, sólo siguió mirando intensamente a la hierba frente a él, como esperando una respuesta.

Permanecí en silencio por un momento y como parecía estar adentrándose demasiado en sus pensamientos, me preparé para continuar mi paseo. Continúe leyendo

Lo que no eres

He conocido a muchas personas que están convencidas de que son lo que no son. Y cuando tienes una idea en tu mente el tiempo suficiente, se convierte en parte de tu realidad.

El problema es que cuando has mantenido el concepto incorrecto, entonces el mundo exterior te causará más daño que beneficio.

Por ejemplo, conozco a un amigo cuyos padres le dijeron todo el tiempo que no era bueno en matemáticas. Le repetían todo el tiempo que era un fracaso en esa y otras ciencias. Afortunadamente para él y, para muchos de nosotros, terminó escuchando su voz interior que siempre le dijo que le gustaban mucho y terminó siendo un maestro de ciencias maravilloso que ama difundir el conocimiento a sus estudiantes y ha compartido a varias generaciones su magia.

Incluso yo me creí el viejo cuento de que las matemáticas eran difíciles y aburridas. Recuerdo a mi familia hablando de lo difícil que eran y mis compañeros de clase se quejaban todo el tiempo acerca de lo tediosas que les parecían.

Fue hasta que tuve que estudiarlas por mi cuenta para un examen difícil y que se me permitió el estudiar a mi propio paso y ritmo, que descubrí lo hermosas que son y lo agradables y divertidas que puede ser. Ahora me gusta resolver ecuaciones como un pasatiempo cuando puedo encontrar un momento libre. Continúe leyendo

Acéptalo

He oído tantas veces que tienes que aceptar el cambio y las dificultades cuando vienen, que pensé que había entendido totalmente la idea. Y probablemente sí la entendí, pero como es habitual, cuando se trata de aplicar nuestros conocimientos en la vida real, las cosas se vuelven difíciles.

Somos todos excelentes en la teoría, pero cuando llega el tiempo de la práctica, la historia es muy diferente, lo mismo al dar consejos a los demás, tú ya sabes qué decirles en cualquier situación que tengan que afrontar, pero cuando estamos en el mismo predicamento nosotros, todas esas respuestas y soluciones desaparecen de nuestra cabeza.

Hace pocos años después de vivir durante mucho tiempo muy cómodamente en una zona bonita de mi ciudad, vendieron la casa que había alquilado y se me pidió de inmediato que me cambiara de casa. Eso fue muy traumático para mí, porque tenía todos los ingredientes para una tragedia de elaboración casera: Continúe leyendo

El santuario

Me llevó medio día llegar a la cima de esa montaña, un pequeño santuario budista que estaba en medio de la nada.

El monje a cargo de ese pequeño lugar me sonrió tan pronto como llegué a la entrada y me invitó a sentarme a su lado en un banco de madera junto a la puerta principal.

Yo estaba agotado y desaliñado después de la larga subida. Él se veía radiante y feliz. Le dije sobre mi gran aventura de “alpinismo” como si fuera una odisea que sólo se vive una vez en la vida. Él calmadamente me dijo que va a la ciudad dos veces al día, por lo que hace esa “odisea” cuatro veces al día.

Permanecí en silencio durante un rato. Continúe leyendo

Este no era mi plan

Cuando era niño, tenía una idea muy diferente de lo que sería mi vida.

Quería ser astronauta, explorador, bombero, superhéroe, ingeniero…, bueno de todas estas opciones, sólo me convertí en lo último.

La verdad es que nunca soñé con viajar por el mundo, conocer gente muy interesante de diferentes orígenes y ser quien soy hoy en día.

No estoy juzgando aquí, si es bueno o malo ser quien soy hoy; Sólo sé que es la mejor opción para mí.

Por supuesto que no he logrado todas las cosas que quería, al menos no todavía, nunca se sabe lo que viene a continuación. Pero mirando en retrospectiva, he logrado muchas cosas que nunca pensé posibles. Continúe leyendo

El pastel

Con tantos problemas diferentes que tenemos que enfrentar todos los días, el estrés es cada vez más el tema de discusión principal que escuchas donde quiera que vayas.

Hay muchas personas tratando de encontrar una manera de lidiar con el estrés y cada vez más, la gente está volteando sus ojos a las antiguas escuelas.

Este es un método que aprendí por casualidad en un viaje, pero que ha demostrado ser muy eficaz para mí y lo llamo el “método del pastel”. Continúe leyendo

No hay tiempo que perder en esta vida

No estoy diciendo que necesitas preocuparte por apresurarte en hacer todo en este momento antes de que algo te suceda. Eso te haría más daño de lo que te ayudaría.

Lo que quiero decir aquí es dejar de pensar que se pueden dejar las cosas para un mejor momento, para otro instante, para mañana, etc.

He estado perdiendo muchos amigos últimamente. Sí soy culpable por tener amigos que son mayores que yo. Pero ¿sabes qué? Las personas mayores tienen un bagaje increíble de experiencias, conocimiento acumulado y lecciones de vida para compartir con cualquiera que esté dispuesto a escucharlos y créeme, están más que dispuestos a compartir sus historias contigo. Continúe leyendo

Deja de buscar razones para ser infeliz

Últimamente mientras voy caminando por la calle me gusta escuchar un par de frases de conversaciones de otras personas, no para chismear, sino porque si juntas todas frase que escuches “al pasar” puedes crear “diálogos” muy divertidos. ¡Supongo que podría escribir una novela con todas las frases que he reunido últimamente!

Pero una vez que la diversión había terminado y me puse a recordar un poco más de las pláticas que oí en mis viajes, me sorprendió descubrir que la mayoría de las conversaciones se refieren a las cosas en que la gente se enfoca y estas eran en su mayoría, cosas que los hacen infelices. Continúe leyendo