La multitud

Cada día veo más y más ejemplos de la influencia de las masas en personas valiosas.

Pensar por uno mismo es algo que todos podemos hacer muy fácilmente, pero compartir nuestros pensamientos y opiniones con los demás es lo que resulta muy difícil hoy en día.

Estuve hablando el otro día con algunos amigos y, dos de ellos comenzaron a hablar sobre política internacional, uno de ellos, el que tenía más pasión por sus puntos de vista, estaba llevando la mayor parte de la conversación, mi otro amigo sólo acentía a todo.

Lo conozco bien, así que no podía entender por qué estaba de acuerdo con puntos de vista completamente opuestos a los suyos. Continúe leyendo

Voces externas

Uno de los principales errores que cometemos cuando intentamos comenzar una nueva aventura en la vida, es prestar más atención a las voces externas que a nuestro corazón.

Es cierto que a veces incluso nuestra voz interior, ama pintar un panorama negro frente a nuestros ojos, pero cuando nos centramos demasiado en la negatividad que hay en él, las cosas están condenadas a salir mal.

¿Recuerdas cuántas veces las personas, incluso tus seres queridos, te dieron más de mil “razones” por las que tu proyecto no funcionaría y, al final, todo fue incluso mejor de lo que habías imaginado?

No estoy diciendo que pedir consejo es algo malo o una mala idea, se supone que debemos aprender de la experiencia de otros, pero desafortunadamente, la mayoría de las veces pedimos consejo a personas que nunca han logrado nada en el campo particular que estamos tratando de explorar Continúe leyendo

Ideas nocivas

Una de las cosas más difíciles que tenemos que pasar en esta vida es tener que dejar ir las cosas. El apego está labrado tan profundamente en nuestra alma, que en realidad sentimos que somos dueños de todo el universo.

Ese sentido de la propiedad y la competitividad han estado haciendo un daño real a nuestra sociedad desde hace mucho tiempo.

Por ejemplo, creemos que somos dueños de nuestros hijos. Nuestros hijos e hijas no son nuestros, no son de nuestra propiedad. Han llegado a nuestra vida para enseñarnos a ser mejores y ayudarnos a evolucionar, al mismo tiempo que reciben nuestra guía y amor. Pero ellos son independientes de nosotros y tenemos que dejar de tratarlos como si fuéramos propietarios de sus vidas.

Otro ejemplo es cuando conducimos. Hemos olvidado que estamos compartiendo las calles con otras personas, no somos dueños de la carretera, así que no necesitamos utilizar avenidas, calles, autopistas, etc, como si nos pertenecieran y fuéramos los únicos que tienen el derecho a usarlas. Todos tenemos el mismo derecho de tránsito. Continúe leyendo

Construyendo lo nuevo

En una época de rápidos cambios tecnológicos, políticos, sociales, ideológicos, etc., estar estático parece estar “fuera de moda”.

Nuevos descubrimientos en la ciencia aparecen y entonces, nuestras ideas y viejos prejuicios también deben cambiar. La física cuántica es realmente extraña y aunque parece que no puede afectar directamente a tu “realidad”, algunos de sus efectos están comenzando a ser entendidos hoy en día.

Estamos cambiando la forma en que vemos nuestro universo y habrá cambios radicales en nuestras mentalidades y dogmas en la ciencia y la religión. Sí, leíste bien, también hay dogmas en la ciencia, créelo o no. Pero hablaremos de ello en otro momento. Hay muchos “científicos” tercos que prefieren mirar al otro lado cuando aparece una nueva idea, ya que es mucho más cómodo seguir creyendo en los viejos conceptos que trabajar en entender y probar los nuevos. Continúe leyendo

No hagas nada

Estamos viviendo tiempos muy agitados, todo debe ser rápido y corto. Nos gusta ver una película en lugar de leer el libro, nos esforzamos por encontrar atajos, en lugar de tomar el tiempo para aprender y practicar para hacer las cosas correctamente. Preferimos pagar para hacer que nos laven y planchen la ropa, en vez de tomar el tiempo para hacerlo nosotros mismos.

Estamos viviendo nuestras vidas en el carril rápido.

Como civilización, estamos haciéndonos perezosos en muchos aspectos.

Pero, por otro lado, nos estamos obsesionando con el ejercicio. Estamos comenzando a enfrentar serios problemas de salud debido a un exceso de entrenamiento con ejercicios en formas que nuestro cuerpo no estaba diseñado para hacer. Pero, la moda es la moda y se necesita seguirla, a fin de sentir que estás “encajando”, ¿verdad?

De lo contrario, ¿qué dirían nuestros conocidos …? Continúe leyendo

Posponiendo tu bienestar

“Y cuando tenga una casa nueva, entonces estaré feliz”, dijo esta mujer a su compañera en voz alta como si quisiera que todo el mundo se enterara.

“Entonces sabré que todo lo que he hecho ha valido la pena, todo el dolor, todo el trabajo duro, mi sufrimiento.” La señora que estaba sentada a su lado la miró en silencio.

“Entonces seré capaz de sonreír de nuevo y saber que todo estará bien. Concluyó con un tono triunfal.

La señora que viajaba con ella le preguntó después de unos segundos: “¿Cuánto tiempo has esperado que eso suceda?”

“Treinta años” contestó la primera dama. Continúe leyendo

Decide

Estaba escuchando a un amigo que expresaba con vehemencia sus ideas sobre política. Un grupo de personas a su alrededor escuchaba su opinión con interés, pero algunos de ellos no estuvieron de acuerdo con sus conceptos y comenzaron a refutar sus puntos.

Todo se convirtió en un desastre mientras yo me quedaba callado viendo la teoría del caos desarrollándose justo delante de mis ojos.

El grupo entonces se dividió en dos secciones (quizá en más), una defendiendo las opiniones de mi amigo y la otra agresivamente atacándolas.

Decidí guardarme las mías y permanecí en silencio observando el furioso debate y disfrutando de una taza de té. Continúe leyendo

“Nunca pensé que esto me pasaría a mí”

 

Por alguna razón, siempre he tenido una conexión neuronal negativa vinculada a esa expresión. Y cuando oí a una persona decirlo, pero en referencia a un evento positivo, mi mente entró en estado de shock.

Mi lógica interna no podía entender que podría ser utilizada para describir una situación positiva.

Tengo un tenue recuerdo infantil de personas que lo usaban constantemente para describir sucesos trágicos de su vida. No puedo recordar a alguien en particular, o las situaciones, pero creo que fue entonces, cuando hice ese enlace neuronal con una connotación negativa.

Cuando oí esa misma frase usada en un contexto opuesto, mi mente tuvo que reconsiderar su significado y luego hacer ajustes en mi cerebro para colocarlo en una nueva “posición de almacenamiento” a fin de aceptar el significado real. Continúe leyendo

Cuida tu manera de hablar

Acabo de recibir una copia de un estudio muy interesante realizado por tres universidades en el Reino Unido sobre la percepción del color.

Encontraron una tribu en África con un lenguaje limitado a tres palabras para describir los colores. Una palabra para los colores oscuros, una para los colores de rango medio y uno para colores muy claros.

Para resumir una larga historia, en uno de estos estudios, mostraron diferentes ilustraciones con diferentes tonos del mismo color a los miembros de esa tribu, los cuales de inmediato identificaron los dos tonos que tenían una ligera diferencia. Pero, cuando mostraron la misma ilustración a occidentales que no tenían palabras diferentes para definir esos dos tonos de verde, éstos no pudieron encontrar la diferencia o les tomó mucho tiempo darse cuenta de ello. Ellos carecen de términos para describir esos colores, por lo tanto, los occidentales no pudieron encontrar la diferencia tan fácilmente. Continúe leyendo

Tú te defines a ti mismo

Recuerdo un día cuando mi hija me dijo que era tonta.

Me quedé muy impresionado por la forma en que lo dijo. Tenía alrededor de 5 años de edad y, llegando de la escuela me dijo que era tonta en una voz muy confiada y firme. Ella estaba totalmente convencida de que era un hecho.

Le pregunté el por qué había dicho eso y, en el mismo tono, me respondió: “Mi maestra me dijo que soy tonta, mis amigos me dijeron que soy tonta, mis primos me dijeron que soy tonta, por lo tanto, debo serlo”

“¿Te lo dijeron hoy?”, Pregunté.

“Sí, pero ya me lo han dicho antes, por lo que creo que debe ser cierto” Ella respondió con tristeza. Continúe leyendo