Dejando atrás…

Después de un largo período de dificultades de vida. Después de que toda prueba dura ha sido dominada, lo más difícil es dejar los malos sentimientos atrás.

Pasar por encima de una mala experiencia no significa que tienes que fingir que el daño nunca existió. Sólo significa que ya no está dirigiendo tu vida.

Sé que hay cosas que no serás capaz de olvidar, pero al menos toma el poder que una vez les diste para guiar el curso de tu vida durante un tiempo y, retómalo una vez más.

Una vez pensé que yo no era lo suficientemente bueno y que no merecía ser feliz y próspero, esos pensamientos gobernaron mi vida durante mucho tiempo. Después de descubrir que no había ninguna persona ni influencia externas que tuvieran la culpa, decidí tomar ese poder de nuevo y administrarlo yo mismo para dirigirlo a esfuerzos más fructíferos. Continúe leyendo