Terror

 

Una de las herramientas más poderosas que algunos grupos y naciones de todo el mundo están utilizando en contra de la humanidad es el terror.

No hay nada que nos paralice más que el miedo. Todo nuestro cuerpo, mente y espíritu deja de responder y el mundo entero se detiene durante unos instantes. Y en ese momento, somos los seres más vulnerables. Continúe leyendo

Mirando el futuro

Cuando miramos el cielo nocturno en realidad estamos viendo el pasado, no el presente real. Todas las estrellas y los planetas están muy lejos y hasta la luz tiene que viajar a través del espacio para llegar hasta nosotros. Así que las luces que observamos en la noche son sólo mensajeros antiguos que dejaron su destino hace mucho tiempo y ahora todo lo que estamos viendo es la llegada de ese “mensaje” a nuestro planeta.

Así que tal vez algunas de esas estrellas ya no existen y, lo que vemos es una luz fantasma que nos informa que en algún momento, un sol como el nuestro se posicionó en la dirección e que estamos viendo en este momento. Continúe leyendo

¿Quién te está cambiando?

Tal vez tus padres estaban todo el tiempo preocupados de saber quiénes eran tus amigos. Quizá te pidieron que los invitaras a cenar o a comer a tu casa para que pudieran llegar a conocerlos un poco mejor, o tal vez tu comunidad era tan pequeña que todas las familias se conocían entre sí y todo el mundo era amigo de todo el mundo.

En cualquier caso, las personas con quienes pasaste más tiempo definieron mucho de tu personalidad actual. Lo creas o no muchos de tus hábitos, comportamiento, vicios al hablar y tus muchos de tus gestos no son de tu propia creación. Ellos han sido adquiridos. Continúe leyendo

Palabras de Poder

Hay varias canciones que hablan de la fragilidad de las palabras. Ahí tratan a palabras como meros sonidos emitidos por la boca, pero sin relevancia alguna, como en el caso de las promesas que nunca se cumplirán.

Pero estoy seguro de que tú muchas veces en tu vida has visto con tus propios ojos que “La lengua es más poderosa que la espada.” Las palabras pueden cambiar la vida de una persona para el bien o para el mal.

Algunas palabras motivantes pueden cargar a un niño con seguridad en sí mismo y confianza. Un maestro, un padre o un abuelo, con unas pocas palabras, puede ” inyectar ” a los niños con la suficiente confianza o miedo y afectarlos por el resto de sus vidas de una manera positiva o negativa Continúe leyendo