La voz

¡Espera! Has pasado por demasiadas cosas en tu vida y puede que no seas perfecto, pero eres una joya que tomó mucho tiempo y esfuerzo para ser quien eres ahora.

Has llegado hasta aquí y sería una lástima si te detuvieras en este momento y decidieras terminar tu viaje solo a unos pocos centímetros de tu meta.

Yo sé que tu viaje ha sido difícil, que has sobrevivido y que tú eres un ejemplo vivo para todos nosotros que te estamos observando, incluso si no has notado nuestra presencia.

Por favor, no dejes que esos aparentes obstáculos te convenzan de su “realidad”. No claudiques ahora o nunca sabrás lo que eres capaz de hacer y en su lugar, te pasarás el resto de tu vida preguntándote si habrías llegado hasta el final.

Yo no tengo el poder de motivarte, no tengo la estatura para pararme frente a ti y decirte qué hacer con tu vida, pero estoy a tu lado para recordarte que eres un único Ser de Luz que está aquí para ser el mejor, para ser feliz, porque te lo mereces (de lo contrario no estarías aún aquí ahora) y es tu derecho y deber el crecer, expandirte y disfrutar del paseo.

Por favor, sé el ejemplo que otras personas necesitan ver, porque creen en ti y esperan que les muestres la manera de hacer las cosas bien.

Ellos piensan que tú crees en ti mismo con tanta fuerza como ellos creen en ti. Muéstrales que lo haces ahora.

No dejes que esos falsos monstruos que se ven tan grandes ante tus ojos ahora, te asusten y te convenzan de que no eres suficiente. Tú eres más que suficiente y no estás solo ahora. Todos estamos contigo, sólo que tú no quieres creerlo.

Si quieres seguir leyendo este artículo y otros más, da click aquí.

Inspira

He escuchado muchas veces de personas que expresan su deseo de hacer algo radical para inspirar a otros y convertirse en un modelo a seguir. Por lo general, esas personas tratan de seguir una vida que ya no corresponde con nuestro estilo de vida moderno.

Tú no tienes que ir a vivir a una cueva en una montaña remota con el fin de alcanzar la iluminación. No tienes que privarte de todas tus posesiones terrenales y convertirte en un santo para ser un ejemplo vivo para los demás. (A menos que ese tipo de vida sea tu vocación en la vida y llene tu alma de gozo, por supuesto pero como de costumbre, es una decisión personal.) Continúe leyendo