Sólo ámalos

Todo en esta vida tiene dos caras, las veas o no. Pero tendemos a ver, o centrarnos en un solo lado.

Por ejemplo, la temperatura: podemos visualizarla como una balanza, el frío en el lado izquierdo y el calor en el lado derecho, siguiendo el estilo cartesiano. – 100 ° es muy frío y si sigues hacia la derecha: -90 °, -50 °, -10 °, hasta llegar a 0 °. Entonces sigue viajando la escala hacia la extrema derecha, a continuación, podrás ver los números positivos 20 °, 70 °, 100 ° y así sucesivamente, y cuanto más lejos vayas, más caliente estará.

Podemos aplicar ese “modelo de escala” a casi todo en nuestra vida. Al amor incluso. Continúe leyendo