No es personal

Yo estaba observando a un anciano en una estación de metro que parecía estar muy molesto, caminaba de un lado a otro, hablando consigo mismo todo el tiempo.

Un grupo de estudiantes estaba jugando, gritando, y empujándose unos a otros cerca de este hombre. De repente, uno de los estudiantes tropezó y cayó justo en frente de él, haciéndole caer, el anciano, obviamente, se enojó muchísimo, y comenzó gritando y acusando al chico de atacarlo. Pero el estudiante en vez de disculparse y ayudar al hombre a ponerse de pie, comenzó a responderle llamándolo ciego e inútil.

Este hombre de edad avanzada, por supuesto, se enfureció aún más y se levantó tratando de golpear al estudiante, la mayoría de la gente vio la escena desde este punto ya que los gritos habían atraído su atención hasta ese momento, pero no vio el comienzo del incidente.

Así que cuando vieron a un hombre mayor tratando de golpear a un joven, comenzaron a agredirlo y este incidente se convirtió en un lío. Continúe leyendo

Tu valía

Ella me vio caminando por la calle y me saludó muy efusivamente. “¡Tenía muchas ganas de verte! ¡Finalmente terminé tu libro y me encantó! ¡Lo voy a leer otra vez! ”

“Pero el problema es que quiero ser capaz de hacer las cosas que hablas en el libro, pero no creo que sea tan fácil como parece”, se quejó.

Le di las gracias por leer uno de mis libros y simplemente le dije: “Yo nunca dije que fuera fácil, nada en ese libro es realmente fácil. Es un proceso, todo lo que vale la pena toma tiempo. Sólo estoy compartiendo en mis libros mis experiencias e ideas propias, pero mi objetivo principal es alentar a mis lectores a encontrar sus propias respuestas y métodos. Todos somos diferentes y tenemos diferentes circunstancias sucediendo en nuestras vidas en este momento, pero todos estamos en el mismo barco y, podemos encontrar mentalidades y procedimientos comunes para tener un viaje más feliz.” Fue mi respuesta. Continúe leyendo

Sacúdetelo

No hay nada más difícil que tratar de hablar con alguien que está enojado. Le pides que escuche lo que tienes que decir, pero su enojo no le deja escuchar, realmente escuchar, en realidad no están realmente interesados en lo que tengas que decir, todo lo que quieren hacer es sacar esa sensación horrible de su organismo.

Incluso si te dejan hablar durante unos segundos, comenzarán de inmediato a contestarte, no van a escuchar tus razones porque no quieren mantener esa rabia dentro y sienten la necesidad de sacarla. Incluso si tienes razón no pueden verlo. Continúe leyendo

Una vida sin miedo? No, gracias.

Estaba leyendo acerca de un método que garantiza una vida sin miedo. Soltar totalmente el miedo, por muy romántico que pueda parecer, sería muy peligroso también.

Hemos hablado en el pasado sobre la importancia del miedo y otras emociones aparentemente “negativas”.

Pero ya hemos mencionado, también la importancia del equilibrio en nuestra vida. Cada emoción tiene su propia importancia y razón y, aprender a utilizarlos de la manera correcta es de suma importancia aquí. Continúe leyendo