No puedo aprender por ti

Para ti, que quieres aprender todo ¡ya!

 

A veces desearíamos que otras personas supieran lo que sabemos y, que pudieran hacer lo que hacemos y que fueran tan buenos como nosotros en hacer algunas cosas.

Nos frustramos cuando nuestros hijos o personas cercanas a nosotros no pueden ver el mundo de la misma manera que nosotros. Pensamos que, si pudieran ver las cosas desde nuestra perspectiva, las cosas serían mucho más fáciles para ellos.

A veces es tan difícil tratar de explicar algunas situaciones cuando las vemos desde el exterior. Pero para la gente que está “adentro” las cosas se ven complejas y abrumadoras. Y, por supuesto, no podemos entender por qué no pueden ver cosas que son tan “obvias” para nosotros.

Pero en estos casos, somos culpables también, rara vez nos paramos a pensar que los demás tienen un camino de aprendizaje muy diferente al nuestro. Necesitan pasar por las dificultades y los “problemas” que enfrentan ahora para crecer y volverse más sabios. De hecho, tú estás haciendo lo mismo ahora y es por eso que todos estamos aquí.

Por otro lado, más tarde cambiarás de lugar con ellos, por lo que verán tus errores y “problemas” con la misma frustración con la que los estás viendo en este momento.

No puedo aprender a hacer algo en tu nombre. Debes tratar de obtener tu propia experiencia, para que realmente puedas aprender y aplicar ese aprendizaje a tu propia vida.

Por ejemplo, yo tuve que aprender a patinar por mi cuenta. Tuve que intentarlo y fracasé, tuve que caerme cientos de veces, tuve que rasparme las rodillas un sinfín de ocasiones hasta que pude controlar mi equilibrio y mi cerebro obtuvo la “habilidad” para hacerlo. Entonces, yo me hice un buen patinador en mi adolescencia.

Pero no puedo yo hacer el trabajo, para que tú puedas aprender la lección también.

Sí, hay algunas cosas que puedes aprender de la experiencia de los demás, puedes evitar muchas desgracias aprendiendo de los errores de otros, pero, la mayoría de las cosas, necesitas vivirlas, caerte y levantarte de nuevo para que puedas adquirir la lección.

Debes de experimentar todo por tu cuenta, es parte de la emoción de la vida. Tu crecimiento depende de tu disposición a experimentar este universo en tu propia piel.

Yo también estoy aprendiendo, es por eso por lo que todavía estoy aquí. Te están entrenando para convertirte en un mejor tú. No puedo hacer todo el trabajo por ti, pero podemos aprender juntos.

Sí, puedo compartir mis experiencias contigo, puedo compartir mis puntos de vista contigo, puedo decirte cómo lo hice yo, pero ahora tienes la oportunidad de reunir tus propios conocimientos, construir tu propio equipaje y lograr tus propios objetivos, para que en el futuro puedas compartirlo conmigo y con otras personas que aparecerán en tu camino con ganas de aprender también.

No puedo hacer el trabajo en tu nombre, pero estoy aquí para compartir la experiencia. Y una carretera compartida se siente siempre menos empinada y peligrosa.

Después de todo, todos estamos en el mismo barco.

Lo que viene…

Recuerdo cuando solía ponerme muy nervioso cuando las cosas se ponían difíciles y no podía ver el final del túnel. Cuando los colores de la vida eran de la naturaleza más oscura y todo parecía estar condenado al fracaso. Me sentí perdido y aterrorizado.

Me llevó años de levantarme y caer de nuevo, de intentar y fracasar, de aprender y volver a aprender las mismas lecciones una y otra vez, para darme cuenta de que lo que viene a continuación podría no ser tan malo / terrible como parece al principio. Continúe leyendo

Tu dolor

Cuando miramos nuestro pasado, podemos ver muchos períodos cuando las cosas parecían imposibles de soportar. Fuertes situaciones en las que nuestra esperanza parecía haberse desvanecido, pero en el fondo de nuestro corazón, la esperanza era lo único que nos mantuvo con vida.

Una vez que superamos esas situaciones y observamos las cosas desde una perspectiva más relajada, podemos ver todas las “ventajas” de esos tiempos dolorosos.

Aprendes a diferenciar a los verdaderos amigos de aquellos que solo están allí fingiendo que están de tu lado, pero, en el momento en que saben que necesitas su ayuda, miran hacia otro lado y te dejan solo.

Por otro lado, es entonces, cuando las personas que nunca pensaste que te echarían una mano, muestran sus verdaderos colores y permanecen a tu lado hasta que estás de nuevo en pie. Continúe leyendo

Ese obstáculo

Tenía prisa, caminaba más rápido que de costumbre, y eso significa muy rápido porque siempre ando a las carreras, cuando de repente justo después de girar a la derecha en una esquina, encontré un neumático enorme con una rama de árbol en el medio bloqueando la acera.

¿Quién se atrevió a dejar ese obstáculo en medio de la banqueta?

“Alguien podría resultar herido, ¿no pensaste en eso cuando dejaste estas cosas aquí?”, Dije en voz alta, en caso de que el culpable estuviera aún esperando para reírse cuando alguien chocara. “Pero no había nadie allí.

Traté de mover esa gran rama para despejar el camino y, cuando empecé a sacarla, pude ver un gran agujero en el suelo. Parecía que alguien había caído ahí antes y entonces, con el fin de evitar que otra persona cayera de nuevo, pusieron un neumático grande y una rama de árbol para cubrirlo y así evitar más accidentes.

Me quedé allí un rato. Continúe leyendo

Oscuridad

Verlo comiendo tan rápido era una vista desagradable. Parecía como si pensara que el mundo estaba llegando a su fin y que debería terminar su comida primero.

Yo estaba justo en medio del primer tiempo, cuando él estaba terminando su último. Me sorprendió y al mismo tiempo me molesto un poco ya que ni siquiera había disfrutado su comida. Permanecí en silencio mientras él se levantaba de la mesa y salía corriendo del restaurante sin esperar mi respuesta.

Yo estaba en “modo de juzgar” por lo que pensé que él debería aprender a tomar más tiempo para disfrutar su comida, además de que es poco saludable, y en algunos casos incluso peligroso comer demasiado rápido.

Terminé mi comida a mi propio ritmo y, mi otro amigo y yo dejamos el lugar hablando de otros temas más relevantes. Continúe leyendo

Aprendiendo del árbol de la yuca

Las lecciones están en todas partes.

Si observamos por todos lados con cuidado, todo el tiempo, hay una lección que aprender, una señal, un mensaje, algo por el estilo.

Dicen que el conocimiento se oculta, en espera de ser descubierto, pero ¿realmente se oculta? o estamos demasiado distraídos para verlo. Si lo vemos, ya no es “oculto” y la mayoría de las veces es en realidad bastante evidente.  Lo que pasa es que nunca lo notamos, pero por lo general está justo en frente de nosotros todo el tiempo.

La mayor parte de nuestra fuerza interior, nuestro verdadero poder, está siendo drenada por las viejas creencias, aquellas que nos enseña a ser humildes, y no a brillar.

Teníamos que ser “humildes” y hacernos “invisibles” para no ser considerados, arrogantes o presumidos.

Pero hablaremos de la humildad en otro momento. Continúe leyendo

Hazte presente

A veces nos quejamos de la falta de apoyo de nuestra familia, la falta de comprensión de nuestros amigos y conocidos y, de cuánto sufrimos nuestra soledad, en lugar de aprender de ella.

Cuando estamos en tales estados mentales, tendemos a buscar a alguien que nos escuche, queremos ser entendidos, ser apoyados.

Pero tan pronto como tratamos de encontrar esas cosas en otros, nos enfrentamos a una fría pared de indiferencia y nuestra soledad se hace aún más grande.

Todos hemos estado allí. ¿Pero te has dado cuenta, de cuando has estado del otro lado?

¿Cuántas veces has evitado a un amigo con un problema que está tratando de llegar a ti para que él / ella pueda simplemente ser escuchado?

Probablemente hubo un momento en que alguien esperaba que le prestaras un oído atento, pero tú estabas demasiado ocupado, demasiado cansado o, simplemente, no estabas “de humor.” Continúe leyendo

Celos

Hemos sido educados para ser egocéntricos de muchas maneras. Por supuesto, tú necesitas tener tus propias cosas, para tu uso personal. Y ciertamente, todos queremos tener a nuestros seres queridos cerca de nosotros.

Pero ¿has notado lo desesperados que nos ponemos cuando se van, aunque sea por un rato?

Creo que la mayoría de nosotros hemos hecho algunas cosas locas para llamar la atención de alguien que nos interesa o para mantenerles a nuestro lado.

Los celos son una gran enfermedad, ha causado grandes tragedias en la historia de la humanidad. Nos transforma y afecta a todo nuestro cuerpo y alma.

Pero algo que he notado y discutido con muchas personas de diferentes usos y costumbres, es la futilidad de caer en su trampa. Continúe leyendo

Síguelos

Nada en mi vida ha llegado por casualidad. Bueno o malo, cada situación, persona, bendición, problema, enseñanza, etc.

En algunos casos, ha habido un punto en el camino donde he podido ver la razón por la que aparecieron en mi vida. Otros posiblemente guardarán sus secretos para siempre. El tiempo lo dirá.

No hay una sola cosa que yo haya aprendido en el pasado, que no se haya vuelto “útil” en algún momento de mi vida. Es por eso que no considero “tiempo perdido” a cada momento que paso aprendiendo algo nuevo.

Hay un viejo proverbio ruso: “Век живи, век учись” (Vive un siglo, estudia un siglo).

Aprender es una bendición. Sus efectos en nuestro cerebro son sorprendentes y en realidad tiene propiedades curativas también. Continúe leyendo

Tus herramientas

 

Cuando era niño, siempre estaba preguntando por qué existían cosas “malas”.

¿Por qué Dios había inventado el “dolor”, el “miedo”, la “tristeza” y así sucesivamente?

Seríamos mucho más felices si no hubiera cosas tales como el miedo, ¿verdad? Pero entonces, me explicaron que sin miedo no estaría vivo hoy. El miedo me permite saber que mi vida está en peligro cuando me acerco a un precipicio, sin él, seguiría caminando y probablemente caería a mi muerte. Pero el miedo está ahí para detenerme a tiempo y evitar que salte y me mate o resulte gravemente herido.

Si ese miedo no estuviera allí para activar mi instinto de conservación, entonces fácilmente perdería mi mano cuando cocino o trabajo con mi sierra eléctrica. O me podrían matar al caminar por la noche en lugares peligrosos, etc.

Así que esa pequeña voz no es tan mala después de todo. Continúe leyendo