Tu luz

Hay días en los que no puedes encontrar la Luz en tu vida y todo se ve muy oscuro y siniestro.

Con todas las malas noticias inundando Internet y los medios de comunicación, esas trágicas historias de la familia y amigos que siempre están tan ansiosos por compartir con nosotros, incluso antes de preguntarnos cómo estamos. Los extraños en la calle que les gusta contarte sus vidas y tragedias más recientes, para ver si pueden encontrar un oído amigable, que les permita sacar su energía negativa acumulada dentro de su alma durante mucho tiempo. ¡Todo esto, añadido a tu propio equipaje emocional!

Hay días, cuando tienes que decidir el crear tu propia Luz en medio de tanta oscuridad inducida.

Continúe leyendo

Autenticidad

Hace algún tiempo, tuve la oportunidad de conocer en persona a un muy conocido científico-escritor. Siempre escribió sobre temas muy polémicos y estaba totalmente convencido de sus conceptos.

Fue considerado una eminencia en su tiempo. Durante muchos años fue capaz de soportar los ataques y críticas de sus colegas científicos que estaban más cómodos con las viejas teorías. Sin embargo, la mayoría de las veces proporcionó buena evidencia de sus propios modelos.

Pero, al comenzar una familia, las presiones económicas comenzaron a emerger. Por lo tanto, tuvo que empezar a buscar nuevas oportunidades de trabajo y su vida dio un giro de 180 grados.

Cuando ya no era tan “famoso”, tuvo que atenerse a las reglas de la comunidad científica (nota cómo yo no dije: bajo las leyes de la ciencia), se le pidió educadamente que “reformulara” algunos de sus argumentos, teorías personales y, puntos de vista en sus libros, ya que “no estaban en línea con la visión científica general”. Continúe leyendo

Tú estás más que bien

Los Consejos sobre cómo ser un buen socio de negocios, un mejor cónyuge, amigo, amante, estudiante, jefe y así sucesivamente. Están en todas partes.

Puedes ver que, en la mayoría de las revistas y periódicos, hay siempre una sección dedicada a esos temas. Todo el mundo tiene algo que decirte sobre cómo ser una mejor “versión de ti mismo”.

Toda esta información, como todo lo demás en la vida, puede ser muy útil y, por supuesto, podemos aprender mucho cuando tratamos de aplicarla a nuestra vida cotidiana, pero, por otro lado, tenemos que estar extremadamente atentos a lo que aceptamos y a lo que tomamos con una pizca de sal.

Todos somos individuos, todos somos diferentes (afortunadamente). Podemos tratar de hacer las cosas de maneras distintas para aprender nuevas formas de hacer las cosas, incluso más rápido y mejor.

Pero cuando se trata de tu propia naturaleza, de tu propia personalidad, de tu propio ser. Las cosas son muy diferentes. Continúe leyendo

Posponiendo tu bienestar

“Y cuando tenga una casa nueva, entonces estaré feliz”, dijo esta mujer a su compañera en voz alta como si quisiera que todo el mundo se enterara.

“Entonces sabré que todo lo que he hecho ha valido la pena, todo el dolor, todo el trabajo duro, mi sufrimiento.” La señora que estaba sentada a su lado la miró en silencio.

“Entonces seré capaz de sonreír de nuevo y saber que todo estará bien. Concluyó con un tono triunfal.

La señora que viajaba con ella le preguntó después de unos segundos: “¿Cuánto tiempo has esperado que eso suceda?”

“Treinta años” contestó la primera dama. Continúe leyendo

Hay una razón

La tarde era hermosa, el cielo azul mostraba sólo unas pocas nubes en la distancia y el río Cherwell permanecía calmado como de costumbre con unas pocas parejas remando a lo lejos.

Mi amigo el profesor H, es muy conocido por sus descubrimientos en física y especialmente por sus teorías en mecánica cuántica. Pero esa tarde, su lección no tenía nada que ver con el comportamiento de las partículas u otras dimensiones.

Estaba más callado que de costumbre, hoy parecía más distante que otras veces. No quería interrumpir sus pensamientos y me limité a caminar a su lado en silencio.

De repente se detuvo y dijo en voz alta: “Todo es sólo acerca de la comprensión” y continuó su paseo.

Pensé que estaba hablando de una de sus conocidas y controvertidas teorías, pero pocos minutos después me dijo que se sentía mal por algunos desacuerdos que había tenido con un amigo la noche anterior.

“Como de costumbre, las personas expresan sus opiniones sobre ciertos temas y luego comienza el debate. Un lado es más apasionado que el otro y, por supuesto, todo el mundo quiere tener la razón…”, Dijo en una voz pausada.

“Pero he aprendido que no hay correcto o equivocado, todo es cuestión de entendimiento, de perspectiva”. Y al final, no importa quién está bien o mal, el verdadero desafío es tratar de entender el punto de vista de la otra persona, no imponer la nuestra “.

“Las nuevas teorías reemplazan a las antiguas, éstas se mantienen hasta que la última persona que creyó en ellas muere. El nuevo conocimiento reemplaza al antiguo, entonces creemos que es la única verdad por un tiempo y luego, el ciclo se repite ad infinitum “.

“Tal vez sea parte de nuestra naturaleza … Tal vez tengamos que pasar por cada uno de estos ciclos para entender y redefinir nuestros propios conceptos”.

Él había logrado aplicar sus métodos de investigación y teorías a su vida de una manera impresionante. Y una vez más, aprendí una lección de este sabio hombre.

Intentar convencer a otros de que nuestro punto de vista es la única perspectiva válida que existe es inútil. La vida nos ha enseñado a lo largo de la historia, que siempre hay diferentes percepciones, ideas, puntos de vista. Siempre hay una razón para todo y al final, la Luz es derramada sobre la oscuridad. Las respuestas aparecen para la mayoría de nuestras preguntas y finalmente encontramos la razón por la cual las cosas sucedieron de la manera que lo hicieron.

Podríamos no encontrar siempre esas razones, pero eso es porque no estamos viendo la escena completa. Pero si aprendemos a ser amables con los demás, tratamos de entender sus maneras y estamos abiertos a sus ideas y razones.

Finalmente vamos a detener nuestra necesidad interior de estar en lo correcto y en control todo el tiempo.

Esto no significa que necesites dejar de buscar tu propia verdad, o defender tus principios e ideales, simplemente para y escucha, trata de entender sus razones, aprende de ellos y comienza una vez más. Comenzamos de nuevo todas las mañanas, incluso cuando pensamos que continuamos el viaje del día anterior.

Deja de tratar de convencer a los demás, de tener siempre la razón o de ganar todas las batallas, aprende, trata de entender y aprende una vez más.

La vida es demasiado corta y maravillosa para estar lloriqueando todo el tiempo acerca de pequeños problemas. Y tú eres demasiado noble para dar tu energía y precioso tiempo a actitudes retrógradas.

Consideración

“Debo estar haciéndome viejo”, pensé.

Cuando era más joven, recuerdo haberme sentido mal por aquellos viejos gruñones que se pasaban todo el tiempo quejándose de todo y de todos.

Mi abuela solía decir: “Cuando yo tenía tu edad, la gente era educada, nunca le faltábamos al respeto a los demás.”, “Tu generación no sabe lo que son los buenos modales”, etc.

Y ahora, yo me he convertido en ese viejo gruñón que no puede ya dar crédito ni a sus ojos ni a sus oídos.

Probablemente suena como chapado a la antigua, pero recuerdo que los hombres nunca decían malas palabras delante de las mujeres. Si una mujer escuchaba a un hombre maldiciendo y, él se daba cuenta de ello, él inmediatamente se disculpaba con ella. Hoy en día, he oído las peores palabras saliendo de la boca de mujeres. De hecho, las usan excesivamente, probablemente para tratar de demostrar que no son débiles o algo por el estilo.

Yo no uso groserías, en primer lugar, porque mi vocabulario no es tan limitado, así que no tengo necesidad de usarlas y, aparte hay varios problemas neurológicos causados por el uso excesivo de estas al limitar nuestras conexiones neuronales a un número reducido de palabras.

Creo que, cuando alguien dice: “No puedo evitarlo, así soy yo y esa es mi manera de hablar” es una falta de respeto a su propia inteligencia y su verdadero ser. Por qué el declarar: “Sí, soy tan estúpido que sólo puedo usar unas pocas palabras para describir y nombrar todo a mi alrededor y no puedo tratar de aprender más y ser una mejor persona para mí y los que me rodean” ¿es considerado hoy en día como una legítima “razón” para caer en la mediocridad?

Sí, queridas damas, todavía creo que, si un hombre no puede mostrar algo de respeto al dirigirse a ustedes, él no podrá realmente amarlas en forma alguna, pero no presten atención a mis palabras, soy sólo yo. Mejor observen sus experiencias pasadas y decidan por sí mismas.

Sólo me gustaría saber, por qué tantas personas últimamente están tan amargadas, que tratan de hacer daño y humillar con sus palabras, comentarios y acciones a tantas personas como les sea posible, en realidad eso es demasiado fácil de hacer, el desafío real es ser diferente, dar palabras de aliento a los demás, mostrar respeto a todo ser viviente que se cruza en tu camino y ser lo suficientemente valiente como para seguir a tu corazón y ser tan real como te sea posible, en lugar de limitarte y llegar a ser solamente un monito de imitación. Ser tú mismo sin tener que preocuparte acerca de lo que pensarán los demás, te traerá la libertad que siempre has soñado.

Si quieres leer el resto de este artículo y más como este entra aquí

Tu sala de trofeos

Me gustaba observar en silencio todos los tesoros que un amigo tenía en su estudio. Las paredes estaban cubiertas por fotos, trofeos, premios y cosas por el estilo.

A lo largo de su vida, él había conocido y hecho amistad con muchas celebridades de diferentes partes del mundo, algunos de ellos habían sido elementos clave en la historia humana.

Un día, mientras yo descubría más “tesoros” escondidos como libros autografiados, honores y reconocimientos. Mi amigo llegó y se sentó en su escritorio. Con gracia observaba como yo disfrutaba viendo su impresionante colección de recuerdos. Continúe leyendo

Puntos de referencia

Es muy difícil entender muchos conceptos o incluso saber dónde te encuentras ahora sin un punto de referencia, el cual es una marca que te permite comparar o localizar tu posición con respecto a elementos externos.

Nuestro cerebro es una súper computadora que se mantiene comparando y evaluando todo a nuestro alrededor sin parar. Además de todas las otras cosas que el cerebro tiene que hacer para mantenernos vivos. Así que en realidad no nos damos cuenta de todos los procesos impresionantes que nuestro cerebro tiene que realizar 24/7.

Por irónico que parezca, la vida nos da en ocasiones, formas extrañas de comparar y establecer nuevos puntos de referencia para aprender nuestras lecciones, muchas veces de la manera difícil.

A veces te cansas de tu propio pueblo, ciudad, país, etc. Así que decides viajar. Entonces, ves cosas nuevas, conoces gente nueva con nuevas costumbres, pruebas comida diferente, etc. Después de un tiempo, empiezas a comparar esas nuevas experiencias con tu hogar y, es cuando empiezas a sentir nostalgia y el deseo de volver. Continúe leyendo

Tu luz

Hay días en los que no puedes encontrar la Luz en tu vida y todo se ve muy oscuro y siniestro.

Con todas las malas noticias inundando Internet y los medios de comunicación, esas trágicas historias de la familia y amigos que siempre están tan ansiosos por compartir con nosotros, incluso antes de preguntarnos cómo estamos. Los extraños en la calle que les gusta contarte sus vidas y tragedias más recientes, para ver si pueden encontrar un oído amigable, que les permita sacar su energía negativa acumulada dentro de su alma durante mucho tiempo. ¡Todo esto, añadido a tu propio equipaje emocional!

Hay días, cuando tienes que decidir el crear tu propia Luz en medio de tanta oscuridad inducida. Continúe leyendo

Está bien (Nota mental)

Está bien despertar una mañana con la sensación de estar drenado, sin tu habitual alegría de vivir encendida y decidir en ese mismo momento tomar el día libre. Sólo para reunir suficiente fuerza para continuar con tu viaje.

Es válido decidir hoy, el no sentir gratitud por las cosas buenas que tienes y, el que tu corazón sienta nostalgia de los días y personas que ya no están aquí contigo.

Es aceptable decidir el dejar que la ira y la tristeza llenen tu corazón y alma por un rato, porque estos sentimientos son una parte de tu naturaleza humana y tienen una razón para existir en ti. Continúe leyendo