Sigue a tu corazón

Me sorprendí al encontrarla de nuevo. Los años habían pasado y era evidente a los ojos, no éramos los mismos.

Supongo que ella pensó lo mismo de mí, pero además de los cambios naturales que el tiempo inflige en nosotros, había algo más que no pude definir en ella.

“¿Qué está mal contigo?”, Le pregunté.

“Creo que todo está mal. No, en realidad yo soy la que está mal”, dijo después de una larga pausa.

Esperé pacientemente a que pudiera hablar de nuevo. Continúe leyendo

Mal día

Hay días en los que te gustaría quedarte en la cama todo el día sin saber del mundo exterior. Esos días en los que quisieras dormir todo el tiempo para no tener que hacer frente a un montón de problemas, personas y situaciones que te hacen sentir abrumado y harto de todo.

Muchas veces nos sentimos como si no pudiéramos seguir adelante, sentimos que estamos llevando todo el mundo sobre nuestros hombros y, cuando las cosas se complican aún más, encontrar nuevas respuestas y soluciones es una tarea casi imposible, o al menos así nos lo parece. Continúe leyendo

Resuelve tus problemas de una manera “creativa”

“Soy muy bueno en la solución de los problemas de todo el mundo, siempre    encuentro diferentes opciones para que otros las sigan, pero yo no entiendo lo que pasa, cuando trato de encontrar mis propias soluciones, mi mente se vuelve borrosa y no puedo pensar con claridad.” Un viejo amigo me decía el otro día.

“Tal vez te estás tomando tus propios problemas de una forma muy “seria “o” visceral “y esa misma carga emocional te  está impidiendo ver las cosas con claridad”, respondí mientras comprendía perfectamente de lo que él estaba hablando y, al mismo tiempo, sintiendo la culpa de haber pasado por lo mismo ya muchas veces.

Me miró con una cara de asombro y rápidamente respondió: “Estoy tratando de ser lógico y de ver las cosas como son”

“No, estás viendo las cosas como eres ahora. Estás interpretándolas a través de tus propios filtros particulares, eso es todo.” Dije, cerrando mi boca fuertemente para evitar que más palabras salieran de ella. Continúe leyendo

Las cosas malas en la vida

Cuando las cosas empiezan a ir mal como en una “cadena de mala suerte” tendemos a centrar toda nuestra atención en lo malo que nos pasó primero, lo que hará que nuestra mente se sintonice en esa frecuencia y siga atrayendo más cosas malas a nuestra vida. Entonces llamamos a eso una “mala racha” y comenzamos a quejarnos de la mala suerte.

Pero, ¿No te has preguntado alguna vez si esas “cosas malas” son alguna especie de señal? Continúe leyendo

¿El bien contra el mal?

Cada día viene cargado con retos y recompensas, incluso si no los ves o simplemente no los clasificas dentro de esas categorías.

Sabemos que hay una gran diferencia entre tomar los eventos como bendiciones y enseñanzas y, clasificarlos como tragedias y castigos.

Pero, ¿has probado ya y me refiero a realmente tratado de cambiar tu actitud hacia los diferentes eventos en tu vida? Continúe leyendo

No hay mal que por bien no venga

El antiguo proverbio ruso ” Нет худа без добра » (no hay mal sin BIEN). Es el equivalente al proverbio Inglés “No hay nube sin borde de plata”, y en español “No Hay Mal Que Por bien no venga”  y, significa que cada mala situación siempre va precedida de un buen evento, a veces una desgracia aparente se debe a que ésta traerá una buena oportunidad, un nuevo resultado positivo, una mejor solución y así sucesivamente. Y esos nuevos acontecimientos BUENOS son el resultado de esa mala situación.

Eso es bueno saberlo, ya que a veces las cosas se ponen muy confusas cuando eventos aparentemente malos comienzan a suceder en todas las áreas de nuestra vida. Continúe leyendo