Las cosas malas en la vida

Cuando las cosas empiezan a ir mal como en una “cadena de mala suerte” tendemos a centrar toda nuestra atención en lo malo que nos pasó primero, lo que hará que nuestra mente se sintonice en esa frecuencia y siga atrayendo más cosas malas a nuestra vida. Entonces llamamos a eso una “mala racha” y comenzamos a quejarnos de la mala suerte.

Pero, ¿No te has preguntado alguna vez si esas “cosas malas” son alguna especie de señal? Continúe leyendo

El edificio

Era un edificio alto, probablemente construido hace 60 años. Había principalmente oficinas y algunos departamentos habitados, tenía unas pequeñas tiendas en la planta baja. Había sobrevivido a varios terremotos sin grandes daños. Era un edificio sólido y bien construido.

En el tercer piso había una escuela de odontología, el director era un buen amigo de mi familia y trataba a mi madre de sus problemas dentales con un buen descuento. Continúe leyendo

Eventos

Ayer un amigo me preguntaba sobre la mejor forma de reaccionar ante un evento negativo y ambos coincidimos en la importancia de reaccionar a cualquier evento de una manera equilibrada.

Estoy seguro de que te acuerdas cuando hablamos sobre la forma en que reaccionamos a un evento en particular, es más importante que el evento en sí, ya que todo depende de la perspectiva utilizada para etiquetarlo.

Bueno, sería imposible estar poniendo etiquetas a cada evento que sucede en nuestra vida. No “etiquetamos” todo, constantemente, dejamos que la vida nos suceda y cambiamos la dirección de un lado a otro para evitar chocar contra cualquier obstáculo (real o imaginario, aunque la mayoría de ellos son imaginarios). Continúe leyendo

El desbloqueador

Muchas veces buscamos la solución de una situación particular en los lugares equivocados.

Seguimos aplicando lo aprendido en los libros, cursos, conferencias, videos y experiencias de vida personales y las cosas aún parecen estar bloqueadas. Nada cambia, nada se mueve.

Pero, como siempre, la causa del bloqueo se encuentra en lo más profundo de nuestra mente subconsciente.

¿Alguna vez has pensado que lo que te impide alcanzar tus metas es un sentimiento anidado en lo más profundo de tu corazón que, no sólo te impide la manifestación de tus sueños, sino que también lastima tu cuerpo y envenena tu alma? Continúe leyendo