Sigue a tu corazón

Me sorprendí al encontrarla de nuevo. Los años habían pasado y era evidente a los ojos, no éramos los mismos.

Supongo que ella pensó lo mismo de mí, pero además de los cambios naturales que el tiempo inflige en nosotros, había algo más que no pude definir en ella.

“¿Qué está mal contigo?”, Le pregunté.

“Creo que todo está mal. No, en realidad yo soy la que está mal”, dijo después de una larga pausa.

Esperé pacientemente a que pudiera hablar de nuevo. Continúe leyendo

Estás por tu cuenta

Me sorprendí al escucharla diciendo que no podrían estar juntos porque no sacaban lo mejor uno del otro. Y me sorprendió porque he oído eso incluso de consejeros matrimoniales, psicólogos, médicos, abogados y muchas otras personas que se supondría están un poco más informados.

Tal vez es por eso que tantas relaciones han estado y siguen estando hoy en día, condenadas al fracaso. Continúe leyendo

Replantea

Cuando algo malo nos sucede, por lo general, empezamos a quejarnos y nos sentimos traicionados por el destino o que nuestra mala suerte parece no tener fin.

Una amiga mía ha estado casada ocho veces, las personas se sorprenden al escuchar sobre su concepto del matrimonio.

La mayoría de sus conocidos se sorprendieron al saber que tenía la intención de casarse de nuevo.

Ella solía pensar en sí misma como un fracaso, porque sus matrimonios no duraron y en algún momento pensó que nunca iba a encontrar a la persona adecuada para compartir sus últimos años. Continúe leyendo

Los otros espejos

Hay algunas personas que se ofenden cuando se les dice que no deben quejarse de sus cónyuges o relaciones cercanas porque ellas mismas las han atraído a su vida.

Cuando ves un conflicto en una pareja desde el exterior, es fácil ver que el problema no es más que un reflejo de las dos partes implicadas.

Cuando no te gusta algo en tu pareja, si pensamos que él o ella tienen una idea o creencias equivocadas y, críticas a tu cónyuge por pensar o actuar de una manera particular   La noticia más impactante es que no es la culpa de ellos. Continúe leyendo