Lo externo

 

Hoy en día hay un desbordamiento de productos e “información” acerca de la salud y el entrenamiento físico por todas partes. Alguna información es muy útil y proviene de buenas fuentes. Pero la mayoría, sobre todo la literatura en línea, es sólo propaganda tergiversada de los medios y los comercios.

La medicina moderna ha avanzado de manera impresionante, ayudada por la tecnología y la química, pero la mayoría de las veces, da más miedo el ver los efectos secundarios de los medicamentos, ya que estos llegan a causar en ocasiones, peores daños que la enfermedad original.

He hablado aquí muchas veces sobre la importancia de filtrar lo que permites entrar a tu mente, ya que esa información va profundamente a tu subconsciente y le afecta fuertemente en todos los niveles.

Pero igualmente importante es ser muy selectivo de aquellas cosas que pones en tu cuerpo físico. Continúe leyendo

Nuevos comienzos

Cuando recibí la noticia, no podía creer que me estuviera sucediendo a mí. No tenía tiempo para enfermarme, no tenía tiempo para descansar, no tenía tiempo para perderlo cambiando mi estilo de vida. 

Debe haber una manera rápida de deshacerse de esa enfermedad.

Después de todo, hacemos todo lo rápido hoy en día, ya no tenemos que cocinar, comemos comida rápida, llevamos nuestra ropa a la lavandería y la recogemos limpia y planchada, así que no tenemos que perder el tiempo haciéndolo nosotros mismos, Usamos un servicio de taxi para llevarnos a todas partes para que no tengamos que conducir más, nuestro teléfono inteligente encontrará la forma más rápida y más rápida para no perder un segundo en el tráfico.

Vivimos nuestra vida a alta velocidad y estamos acostumbrados a conseguir lo que queremos rápido y fácil.

Internet responde a todas nuestras preguntas y nos proporciona toda la información que necesitamos en cuestión de segundos.

Así que no hay excusa para que una enfermedad se prolongue en nuestros cuerpos. Tiene que haber una píldora, un tratamiento o un método para que me deshaga de cualquier cosa que se atreva a retrasar mi ritmo de mi día a día. Continúe leyendo

Desde cero

A la mayoría de la gente mayor que conozco, le gusta ver su vida al revés. Es decir, les gusta ver todas las cosas que han logrado durante sus vidas. Cómo las cosas les fueron difíciles alguna vez y, a pesar de ello, fueron capaces de superar los obstáculos y luchar para conseguir lo que querían. Pero el 95% de ellos cuando les pregunto si quisieran comenzar todo desde cero, contestan con un rotundo: ¡NO!

La mayoría de la gente de cierta edad, ha vivido una vida llena de dificultades y han aprendido a superarlas y ahora están en un lugar privilegiado, ya que pasaron sus pruebas. No obstante, no les gusta la idea de comenzar de nuevo.

Ellos sienten que han llegado a la meta y ahora sólo pueden descansar y vivir mirando el pasado por el resto de sus vidas. Continúe leyendo

Sólo ámalos

Todo en esta vida tiene dos caras, las veas o no. Pero tendemos a ver, o centrarnos en un solo lado.

Por ejemplo, la temperatura: podemos visualizarla como una balanza, el frío en el lado izquierdo y el calor en el lado derecho, siguiendo el estilo cartesiano. – 100 ° es muy frío y si sigues hacia la derecha: -90 °, -50 °, -10 °, hasta llegar a 0 °. Entonces sigue viajando la escala hacia la extrema derecha, a continuación, podrás ver los números positivos 20 °, 70 °, 100 ° y así sucesivamente, y cuanto más lejos vayas, más caliente estará.

Podemos aplicar ese “modelo de escala” a casi todo en nuestra vida. Al amor incluso. Continúe leyendo

Permite

Te sorprendería saber todas las cosas a las que le das permiso para hacerte daño.

Desde ideas y conceptos viejos hasta alimentos y medicinas que voluntariamente tomas cada día.

Es cierto que hacemos algo al respecto, hasta que nos enfrentamos a las terribles consecuencias de nuestras decisiones, pero supongo que es la naturaleza humana. Y todos, en algún momento de nuestra vida, hemos estado en esa situación. Continúe leyendo

Respuestas

Dicen que “Todo tiene solución, menos la muerte” y, a menudo responden: “Y muchas veces la muerte es la solución”.

Sé que hay casos extremos como ciertas enfermedades cuando mucho sufrimiento está involucrado y no se ve otra salida que la muerte misma, cuando la medicina en general no puede ofrecer ayuda más. Continúe leyendo