Percibiendo

Se nos enseña a confiar en nuestros sentidos para reconocer nuestra realidad. Creemos en lo que podemos “tocar”, “Ver para creer”, y así sucesivamente.

Es lógico tomar como “reales” las cosas que nuestros cinco sentidos pueden percibir. Nuestros sentidos fueron diseñados para ese propósito, ¿no?

Cuando era niño me encantaba jugar esos juegos en revistas y libros en los que los dibujos podían ocultar diferentes formas y sólo al enfocar tu mente en ciertas áreas de la ilustración podías encontrar más formas “ocultas.” Continúe leyendo

Basura

Me sentía calmado y relajado como de costumbre, cuando de repente me encontré con un amigo cuyo pasatiempo favorito es ver el canal de noticias. En la conversación en sólo cinco minutos, me había dado los principales titulares del día y eran todas malas noticias sobre tragedias, accidentes, fraudes, asesinatos y demás.

Me quedé sorprendido de la cantidad de terribles incidentes que habían pasado en una sola noche y de cómo mi amigo era capaz de ponerme al día con las últimas noticias en pocos minutos. Cuando terminó su “informe”, le pregunté la aplicación práctica de ese conocimiento. Juro que no se lo pregunté con una mala intención. Estaba sorprendido con su “afán” por aprender todos los detalles de cada nota, no he conocido a nadie con una mejor memoria para los detalles que él. Ni siquiera en mis años en el negocio de la radio y la televisión. Continúe leyendo