Repitiendo

¿Por qué estaba tan asustado de montar en bicicleta ese día? Desde niño había disfrutado el andar en bicicleta y a pesar de que ya habían pasado muchos años, el recuerdo de aquellos días alegres de andar en bici en los parques de mi niñez, estaba todavía fresco en mi mente.

Así que ¿cómo es que de repente sentí tanto miedo de subirme a esa bicicleta?

Después de todo, mi tío Richard simplemente quería que viera las hermosas vistas del este de Inglaterra ¿Qué podría salir mal?

Sólo la vista de esa bicicleta me hizo temblar. Sentí un enorme miedo en mi plexo solar que me impidió aceptar la invitación de mi tío. Continúe leyendo

Tu sombrilla multicolor

Estaba abrumado con todas las instrucciones que tenía que seguir para realizar una buena ceremonia. Después de todo yo era un huésped del Rey de los tibetanos, Tenzin Gyatso Su Santidad, XIV Dalai Lama. Y yo no podía simplemente olvidar un detalle, ya que quería mostrarle a todos los Gueshes (Maestros) que yo no era un pésimo estudiante después de todo.

Pero siendo un occidental típico, de ciudad y sin antecedentes budistas, el hecho de hacer un ritual que tomaba casi 6 horas para completar, estaba más allá de mis fuerzas.

“Bueno, después de todo ellos saben que no soy un monje y que estoy aquí sólo como invitado” me repetía a mí mismo tratando de no sentirme tan mal por mi mala memoria. Continúe leyendo

Habla

No me sorprendió mucho el leer un reciente estudio de la Universidad de Filadelfia y de la Universidad de Madison, WI, EE.UU., sobre la importancia de hablar con uno mismo, con el fin de activar y aumentar la memoria.

En resumen, el estudio presenta una serie de resultados, tomados de varias investigaciones, donde se pidió a personas de diferentes orígenes el tratar de recordar dónde habían puesto ciertas cosas mientras que decían en voz alta el nombre del objeto que estaban buscando. Por ejemplo, un grupo de personas que estaban tratando de encontrar sus llaves, mientras buscaban en sus casas, no dejaba de repetir: “Llaves, las llaves”, mientras que a otro grupo de personas, se les pidió no decir o pensar la palabra en ningún momento. Continúe leyendo

Vas a extrañar esto

Cuando yo era niño soñaba con crecer, ser un adulto y hacer lo que quisiera sin tener que pedir permiso o recibir ayuda de nadie. ¡Ser un adulto debía ser algo maravilloso!

Recuerdo esas épocas y quisiera poder volver a ser cuidado y atendido haciendo caso omiso de muchas cosas que suceden todos los días a mi alrededor.

Años más tarde, esperando a que mi hija dejara de llorar y nos permitirá volver a dormir, mientras mecía su cuna, recuerdo haber deseado que creciera rápido y verla como una niña hermosa que iría a dormir en silencio y rápidamente. Continúe leyendo

Dejando atrás

Creo que una de las cosas más difíciles de hacer cuando haces cambios en tu vida es el dejar el daño atrás, renunciar a esas cosas, objetos y costumbres que todavía están aquí, pero que ya no nos sirven.

Tendemos a apegarnos a las cosas que han causado un impacto emocional profundo en nuestra alma, ya sea bueno o malo|. Así que cuando llega el momento de hacer una limpieza profunda en nuestra casa o en nuestro corazón, encontramos muy difícil el deshacernos de ello, ya que cada vez que nos ponemos en contacto con eso, vivimos de nuevo esas emociones. Continúe leyendo

Sigue caminando

Estaba leyendo el informe de una nueva investigación sobre los beneficios de caminar, ya que es una de mis actividades favoritas. Me gusta dar largos paseos y soy un defensor convencido de los beneficios de estos. Continúe leyendo

Cómo provocar el cambio ahora

Con toda esta nueva tecnología con la que nos estamos rodeando en la actualidad; estamos perdiendo algunas viejas costumbres, tales como escribir las cosas en nuestro bloc de notas, por ejemplo.

Todos hemos aprendido a leer y escribir con un lápiz en un cuaderno y todos hemos tomado notas en un momento dado. Continúe leyendo