Lo que viene…

Recuerdo cuando solía ponerme muy nervioso cuando las cosas se ponían difíciles y no podía ver el final del túnel. Cuando los colores de la vida eran de la naturaleza más oscura y todo parecía estar condenado al fracaso. Me sentí perdido y aterrorizado.

Me llevó años de levantarme y caer de nuevo, de intentar y fracasar, de aprender y volver a aprender las mismas lecciones una y otra vez, para darme cuenta de que lo que viene a continuación podría no ser tan malo / terrible como parece al principio. Continúe leyendo

Por ti…

Ella era una mujer muy fuerte y valiente.

Vivió una vida muy difícil y tuvo que aprender a ser dura para sobrevivir en un mundo hecho por hombres. En el mundo exterior, tenía que mantener una imagen áspera y fuerte.

A pesar de todas las situaciones duras que tuvo que enfrentar, su naturaleza amorosa y amable se mantuvo siempre muy profundo en su alma.

Tenía un gran corazón y su compasión era evidente cuando ayudaba a otras personas necesitadas, ya fueran un amigo o un perfecto desconocido, para ella todos merecían compasión. Continúe leyendo

Fortaleza

Hay días en que se necesita más fuerza para levantarse de la cama que otros.

Dicen que cuando algo te asusta un poco es una buena señal para que lo hagas, pero en este mundo de malas noticias, el exceso de estrés falta de comida natural y un pesimismo extendido, nos hace muy difícil reunir esa fuerza.

Eso, nos hace buscar algo aún más difícil de encontrar hoy en día: Gente que te desafíen a ser mejor, te motiven y te animen a actuar.

La mayoría de la gente está demasiado abrumada con toda la información negativa que recibimos de todas partes. Así que nadie tiene tiempo para sentirse mejor por sí mismos y menos para propagar palabras de motivación a su alrededor. Continúe leyendo

Encuentra tu esperanza (Auto-recordatorio)

¿Recuerdas ese momento en que pensabas que todo estaba perdido y no había solución posible para ese problema?

Cuando eras un niño, había momentos en que las cosas parecían imposibles de lograr, cosas como sujetar la cuchara apropiadamente, alcanzar un juguete en un cajón alto, solucionar una suma en el pizarrón mientras todos los compañeros te observaban, etc.

Probablemente hubo momentos en que te sentiste nervioso de decirle a tus padres que habías roto su jarrón favorito por accidente mientras jugabas con tu pelota dentro de casa. Simplemente no podías pensar en una forma de salir de esa situación, ¿verdad?

A medida que avanzas en tu vida, las pruebas se vuelven más difíciles y las situaciones parecen más complicadas. Pero, cuando ves hacia atrás, puedes ver que siempre fuiste capaz de encontrar una solución para cada tribulación que encontraste en tu camino, ¿no es así? Continúe leyendo

Tus herramientas

 

Cuando era niño, siempre estaba preguntando por qué existían cosas “malas”.

¿Por qué Dios había inventado el “dolor”, el “miedo”, la “tristeza” y así sucesivamente?

Seríamos mucho más felices si no hubiera cosas tales como el miedo, ¿verdad? Pero entonces, me explicaron que sin miedo no estaría vivo hoy. El miedo me permite saber que mi vida está en peligro cuando me acerco a un precipicio, sin él, seguiría caminando y probablemente caería a mi muerte. Pero el miedo está ahí para detenerme a tiempo y evitar que salte y me mate o resulte gravemente herido.

Si ese miedo no estuviera allí para activar mi instinto de conservación, entonces fácilmente perdería mi mano cuando cocino o trabajo con mi sierra eléctrica. O me podrían matar al caminar por la noche en lugares peligrosos, etc.

Así que esa pequeña voz no es tan mala después de todo. Continúe leyendo

¿Por qué está sucediendo de nuevo?

Pensé que finalmente había dejado el mal hábito de añadir sal a mi comida sin probarla primero. He frenado bastante mi velocidad al comer y he tratado de mantener mis manos lejos del salero tanto como me ha sido posible, pero me he “cachado” agregando sal más a menudo comida que no lo necesita realmente.

Sí, por alguna extraña razón (tal vez mi cuerpo necesita un poco más de sodio últimamente) Mi mente sigue trayendo constantemente, pensamientos de comida salada y, el deseo constante de sal está empujando a mi mano para agarrar el salero más a menudo, tal vez esto es sólo la justificación, pero ese es un hábito en el que necesito trabajar inmediatamente antes de que cause un daño más grande.

Lo mismo ocurre con otros malos hábitos, como el miedo. El miedo es un mal hábito cuando se le permite ser el maestro de tus pensamientos con demasiada frecuencia.

¿Cómo esperas librarte de un mal pensamiento si sigues entreteniéndolo en tu mente todo el tiempo? Continúe leyendo

El charco

Después de una terrible tormenta, iba apresurado a ver a un cliente tratando de encontrar atajos en el camino para llegar a tiempo.

Me decidí a pasar por un parque que nunca había visto antes, pero, que estaba en el camino a la oficina de mi cliente. Estaba caminando muy rápido y de repente, después de una curva, me encontré frente a un gran charco.

Al principio, pensé en tratar de saltarlo o, lentamente caminar sobre de él, pero la imagen de un video que vi de un auto que se hunde en un charco aparentemente inocente me vino a la cabeza. Este video muestra un automóvil cruzando un charco aparentemente inofensivo en una calle de una ciudad, pero al parecer estaba cubriendo una enorme “zanja”, sin saberlo, el coche siguió avanzando y de repente desapareció dentro del “charco”. Continúe leyendo

El dolor en el cambio

¿Has notado que cuando te enfrentas a nuevas circunstancias, nuevas situaciones, como un nuevo trabajo, mudarte a una nueva casa, una nueva relación, etc., reaccionas de muchas maneras diferentes?

El miedo es la primera sensación que salta en nuestro corazón. Y a veces ese miedo es la principal razón por la que rechazamos tanto el cambio.

Y es comprensible, ya que el cambio puede ser una experiencia muy traumática en el primer instante.

Recuerdo que cuando yo era niño, me daba miedo saltar a una piscina, porque mi memoria del primer contacto con el agua a una temperatura diferente no era muy agradable. Me tomaba mucho tiempo arrastrarme lentamente dentro de la piscina y no era un evento muy agradable. Continúe leyendo

Repitiendo

¿Por qué estaba tan asustado de montar en bicicleta ese día? Desde niño había disfrutado el andar en bicicleta y a pesar de que ya habían pasado muchos años, el recuerdo de aquellos días alegres de andar en bici en los parques de mi niñez, estaba todavía fresco en mi mente.

Así que ¿cómo es que de repente sentí tanto miedo de subirme a esa bicicleta?

Después de todo, mi tío Richard simplemente quería que viera las hermosas vistas del este de Inglaterra ¿Qué podría salir mal?

Sólo la vista de esa bicicleta me hizo temblar. Sentí un enorme miedo en mi plexo solar que me impidió aceptar la invitación de mi tío. Continúe leyendo

Lo adverso

Mi cama comenzó a sacudirse y yo todavía estaba profundamente dormido. No sabía lo que estaba ocurriendo, pero toda la habitación empezó a moverse de una manera alarmante. El ruido de las cosas que caían y se rompían era fuerte y aterrador. Podía oír a la gente gritando y perros ladrando ferozmente en el fondo. Pero no estaba seguro todavía de qué es exactamente lo que estaba ocurriendo.

Yo estaba muy cansado después de una semana entera de trabajo duro y de no dormir adecuadamente y, esa mañana me hubiera seguido durmiendo, si ese terremoto no hubiera ocurrido.

Apenas recuerdo cómo me las arreglé para salir de la casa y lo que sucedió después. Sólo recuerdo que cada segundo pareció una hora y que toda la calle era un caos total.

El sonido que venía del interior de la tierra era muy intimidante, la sensación de impotencia fue abrumadora. Te sientes ahí tan pequeño y el poder de la naturaleza es todo lo que puedes percibir. Continúe leyendo