Sé resiliente

En una plática el día de ayer, comentaba acerca de un amigo que fue un hombre muy sólido y fuerte la mayor parte de su vida, pero el día en que su esposa falleció, comenzó a perder su fuerza y deseos de seguir viviendo.

Siempre es difícil perder a un ser querido, especialmente una persona muy cercana. Y una vez que caemos, el ponernos de pie nuevamente es una tarea abrumadora para la mayoría de nosotros.

Después de una pérdida, un fracaso, un accidente, etc., las cosas se ponen muy difíciles y recuperar nuestra fuerza y paz interiores parece casi imposible. Y aunque el tiempo cura casi todas las heridas, siempre hay algunas cosas que podemos hacer para acelerar nuestra recuperación. Continúe leyendo

No te sientas mal

  Todos tenemos que aceptar el hecho de, que cada uno de nosotros somos responsables de nuestros propios resultados. Buenos o malos. Y de que no hay que darle a nadie más ese poder tampoco.

Yo estaba hablando con una amiga que decidió dejar su país natal, para ir a vivir en comunidades indígenas en la selva. Ella va a diferentes zonas de América del Sur para llevar alimentos, medicinas y enseñar a la gente en pueblitos remotos a leer y a escribir. Entre otras cosas.

Ella es muy feliz haciendo lo que le gusta, pero, últimamente ha estado pasando por una serie de malos momentos porque su madre murió hace poco y, ahora ella siente que fue muy egoísta debido a su pasión por los viajes y por dejar a su madre y a su familia detrás. Continúe leyendo