Ofendido

Estaba algo escéptico sobre un experimento social del que me había hablado un amigo. Así que decidí probarlo yo mismo.

El experimento consiste en tratar a las personas exactamente de la misma manera como te tratan a ti, por ejemplo:

Cuando alguien te hace una pregunta, respondes usando exactamente la misma actitud, tono de voz, nivel de volumen y lenguaje corporal.

A pesar de que era muy escéptico al principio, después de algunos intentos, los resultados me desconcertaron.

No tuve que reunir una gran muestra para aprender un hecho muy interesante de la naturaleza humana. Continúe leyendo

Reaparición

Yo estaba feliz y sorprendido de verlo. Había cambiado tanto después de todos estos años. Se ve ahora en una mejor forma, más saludable y más feliz.

La verdad es que yo no podría haberlo reconocido, pero él me reconoció y me dio mucho gusto el que lo haya hecho.

Hace unos años, en esa misma calle, solía ver a un hombre sin hogar que me pedía unas monedas “para desayunar”. Dijo que su nombre era Johnny y por lo general, yo le daba un poco de cambio que me quedaba, otras veces compartía algo de los alimentos que tría conmigo. Continúe leyendo