Déjalos ir

Una de las cosas más difíciles en la vida es, cuando alguien a quien amamos, nos deja de forma permanente. Cuando un ser querido deja este plano físico o simplemente sigue un camino diferente, es difícil para nosotros admitirlo.

A veces hasta nos enojamos con Dios, con el Universo o simplemente con el destino, pero siempre es muy difícil de aceptar y comprender la partida.

Yo estaba hablando con un grupo de estudiantes acerca de la muerte de un famoso cantante que murió por un disparo por accidente, (Fue confundido por un sicario). Continúe leyendo

Lo que dicen

¡Él estaba en estado de shock! no podía creer lo que escuchaba. Esta mujer de edad avanzada y tan bien vestida, acababa de usar el peor vocabulario que había oído en años. Incluso un camionero viejo, se sentiría avergonzado con las palabras que esta mujer había pronunciado en contra de él (No quiero decir que todos los conductores de camiones tengan un mal vocabulario, conozco a dos que leen mucho y están muy bien educados). Pero mi amigo estaba furioso.

Estaba manejando en los carriles centrales en una concurrida avenida, uno de sus neumáticos explotó literalmente y casi perdió el control de su vehículo. Por suerte para nosotros pudo parar, encendió sus luces de emergencia y comenzó a conducir con cuidado hacia la salida. Todos los conductores se detuvieron y le permitieron pasar. Todos los conductores con la excepción de una mujer que conducía un coche muy caro y que se sintió ofendida porque tuvo que reducir la velocidad para dejarnos pasar.

Tan pronto como llegamos a la salida se detuvo y comenzó a utilizar el vocabulario más increíble que puedas imaginar. Sentí mucho que no pude grabar toda la escena sólo para aprender las nuevas palabras que había inventado ella en ese momento de furia, algunas groserías que usó no eran ni siquiera posibles, pero toda la escena fue muy divertida, al menos para mí, porque mi amigo estaba completamente furioso por el incidente. Continúe leyendo

Una pequeña experiencia…

 

Él estaba gritando y arrojando cosas a su alrededor en medio de la acera. La gente evitaba el sitio donde él estaba parado y prefería cruzar la calle para no tener que pasar a su lado.

Lo vi desde la distancia, pude ver que estaba muy enojado y que gritaba cosas que no podía yo entender. Cuando me acerqué al lugar donde estaba él, una señora salía huyendo mientras este hombre gritaba: “No sé por qué me estoy haciendo esto a mí mismo, si yo sé que me estoy haciendo daño”, y luego pateó una cubeta de plástico cerca él.

En lugar de cruzarme la calle al otro lado con el fin de evitar a este hombre, seguí caminando normalmente. No tengo ni idea de por qué, pues él estaba muy agresivo y aventaba todo lo que podía encontrar en su camino. Continúe leyendo

Envidia

 

Él me mostró su nuevo teléfono móvil, estaba muy bonito, más memoria RAM (memoria de trabajo), un procesador más rápido, y la batería parece durar más tiempo, por lo menos es algo menos de qué preocuparse, como por encontrar un lugar para cargar su teléfono durante el día.

Me encantó el color y la pantalla se ve mucho más brillante y con una mejor definición.

Le devolví el móvil con una sonrisa y él sólo me miró por un rato en silencio. Luego me preguntó si yo no iba a decir nada al respecto.

Así que le dije una vez más que me gustó el móvil mucho y que estaba feliz por él y que disfrutara de su nueva adquisición. Y realmente me sentí muy feliz por él pues estaba contento y se le notaba fácilmente. Sus ojos tenían ese brillo emocionado por dentro. Continúe leyendo

Molestando

No pude contener la risa cuando vi la cara de una chica adolescente que estaba en una mesa justo delante de mí en un restaurante ayer.

Su madre estaba tratando de explicarle la manera correcta de usar el tenedor y el cuchillo (apuesto por enésima vez), pero la chica sólo giraba sus ojos hacia arriba con cara de impaciencia y miraba hacia todos lados avergonzada de que alguien notara que la estaban aleccionando en púbico. Continúe leyendo