Un alma difícil de comprender

 

Una de las cosas más difíciles que he tenido que enfrentar, es cuando he tratado de aplicar mi teoría en mi propia vida.

Pensamos que estamos tan “preparados” y somos tan “sabios” que podemos dar consejo a todos los que vienen y nos dicen sus problemas. Pero cuando somos los que estamos en esa situación, la aplicación de los mismos “consejos” a nuestro propio caso particular, no es tan fácil, como cuando les decimos a los demás lo que deben hacer con sus vidas para llegar a la felicidad y al éxito.

Pero ¿Y si pretendieras por un momento que tú eres el “asesor” externo cuando estás en problemas o con duda? ¿Qué le dirías a otra persona? ¿Podrías seguir tu consejo? ¿Puedes “predicar con el ejemplo”?

He visto muchos “coaches de vida ” que no pueden seguir sus propias recomendaciones. También me he visto a mí, ¡justificar mis propios errores de una manera brillante! Continúe leyendo