Autenticidad

Hace algún tiempo, tuve la oportunidad de conocer en persona a un muy conocido científico-escritor. Siempre escribió sobre temas muy polémicos y estaba totalmente convencido de sus conceptos.

Fue considerado una eminencia en su tiempo. Durante muchos años fue capaz de soportar los ataques y críticas de sus colegas científicos que estaban más cómodos con las viejas teorías. Sin embargo, la mayoría de las veces proporcionó buena evidencia de sus propios modelos.

Pero, al comenzar una familia, las presiones económicas comenzaron a emerger. Por lo tanto, tuvo que empezar a buscar nuevas oportunidades de trabajo y su vida dio un giro de 180 grados.

Cuando ya no era tan “famoso”, tuvo que atenerse a las reglas de la comunidad científica (nota cómo yo no dije: bajo las leyes de la ciencia), se le pidió educadamente que “reformulara” algunos de sus argumentos, teorías personales y, puntos de vista en sus libros, ya que “no estaban en línea con la visión científica general”. Continúe leyendo

Lo externo

Constantemente hablamos de nuestras viejas ideas, creencias y conceptos negativos ocultos en nuestra mente que nos mantienen sumidos en nuestra depresión y falta de éxito.

Pero no podemos olvidar que somos habitantes de un universo físico y que hay factores externos.

Sí, nosotros creamos nuestra realidad con nuestros sentimientos y pensamientos. Sí, somos responsables de las cosas que creamos y atraemos a nuestra realidad personal y sí, hay otras personas en esta realidad local, creando y atrayendo sus propias cosas, así que no estamos solos y sí, estamos atrayendo y creando esos factores externos también.

Vamos a imaginar que eres un entusiasta de las motocicletas. Entonces, te compras una o más motocicletas y luego atraes a otras personas que sienten pasión por ellas también. Luego, tu “círculo interno” podría estar formado por personas que comparten tus aficiones y pasiones. Continúe leyendo

No va a desaparecer, hasta que…

“… Pero he hecho todas las visualizaciones, meditaciones, afirmaciones y cualquier ejercicio espiritual que te puedas imaginar, pero mi situación sigue siendo la misma” me dijo un amigo ayer con un tono desesperado.

“Conozco la sensación” contesté con experiencia de primera mano.

“Creo que he hecho todo lo posible para cambiar mi vida y circunstancias, pero, simplemente no veo que estos problemas desaparezcan de mi vida”. Él se quejó amargamente. Continúe leyendo

Sigue a tu corazón

Me sorprendí al encontrarla de nuevo. Los años habían pasado y era evidente a los ojos, no éramos los mismos.

Supongo que ella pensó lo mismo de mí, pero además de los cambios naturales que el tiempo inflige en nosotros, había algo más que no pude definir en ella.

“¿Qué está mal contigo?”, Le pregunté.

“Creo que todo está mal. No, en realidad yo soy la que está mal”, dijo después de una larga pausa.

Esperé pacientemente a que pudiera hablar de nuevo. Continúe leyendo

Un lugar más seguro

A veces la vida se ve tan “ilógica”, “inexplicable”, “injusta”, etc. Nos parece que el mundo es un lugar atroz para vivir y todos los que nos rodean parecen estar “contra nosotros”.

Intentas entender lo que está pasando y el por qué todo el mundo es tan “perverso” contigo, ¡si tú eres una persona tan agradable!

A veces uno se pregunta por qué los seres queridos son los que más te hacen daño frecuente y profundamente. Continúe leyendo

“Método rápido”

Hemos hablado muchas veces sobre la importancia de los ciclos en la vida. Ahora estamos acostumbrados a hacer las cosas de una manera más rápida que antes. En los viejos tiempos hacer un pastel podría tomar horas, entonces, las cajas de pasteles instantáneos llegaron y nos llevaría casi una hora el tenerlo en la mesa, hoy en día más bien vamos y compramos uno en la panadería, así no tienes que perder tiempo haciéndolo.

Esto no se aplica únicamente a la comida rápida, estamos en la búsqueda de “rápido-todo”, parece que estamos demasiado ocupados tratando de lograr cientos de cosas en nuestra agenda todos los días y terminamos haciendo dos o tres cosas en realidad.

Incluso estamos tratando de encontrar métodos más rápidos para alcanzar el Nirvana. Ahora no queremos pasar por todo el proceso de alcanzar la iluminación, queremos ser un Buda, y lo queremos ser ahora. Continúe leyendo

Inspira

He escuchado muchas veces de personas que expresan su deseo de hacer algo radical para inspirar a otros y convertirse en un modelo a seguir. Por lo general, esas personas tratan de seguir una vida que ya no corresponde con nuestro estilo de vida moderno.

Tú no tienes que ir a vivir a una cueva en una montaña remota con el fin de alcanzar la iluminación. No tienes que privarte de todas tus posesiones terrenales y convertirte en un santo para ser un ejemplo vivo para los demás. (A menos que ese tipo de vida sea tu vocación en la vida y llene tu alma de gozo, por supuesto pero como de costumbre, es una decisión personal.) Continúe leyendo

Haciéndolo bien

Una de las preguntas más comunes que escucho todo el tiempo es: ¿qué estoy haciendo mal?

A veces hacemos las cosas de la mejor manera que podamos o seguimos haciendo las cosas como de costumbre, pero todo el tiempo preguntándonos: ¿qué estoy haciendo mal?

Estamos tan obsesionados con el perfeccionismo que en lugar de concentrar nuestros esfuerzos en la búsqueda de mejores formas de hacer las cosas, nos centramos en nuestra inseguridad y dudas y, sin darnos cuenta, estamos limitando nuestro desempeño y causando el mismo retraso del que nos estamos quejando. Continúe leyendo