Has sobrevivido

Cuando era un niño, encontraba caras felices por todas partes a donde yo veía. Ahora me está siendo más difícil encontrarlas a mí alrededor. Probablemente como niño, no puse mucha atención al estado de ánimo de otras personas, la gente que veía era más feliz o, yo no estaba entrenado para ver caras tristes o deprimidas aún.

“Eran otros tiempos”, algunos responderían, “La gente entonces tenían menos preocupaciones, estos tiempos son más difíciles” es una respuesta común hoy en día.

No estoy seguro de cómo clasificarlo, pero sí, encontrar caras felices no es tan fácil para mí últimamente. ¿Debería de cambiarme a un país diferente? Bueno, no exactamente, después de viajar mucho he encontrado todo tipo de personas en todo el mundo, pero gracias a internet ahora se puede hablar con gente del otro lado del planeta en tiempo real y darse cuenta de que no la están pasando más fácil allá tampoco. Continúe leyendo

Dejando atrás…

Después de un largo período de dificultades de vida. Después de que toda prueba dura ha sido dominada, lo más difícil es dejar los malos sentimientos atrás.

Pasar por encima de una mala experiencia no significa que tienes que fingir que el daño nunca existió. Sólo significa que ya no está dirigiendo tu vida.

Sé que hay cosas que no serás capaz de olvidar, pero al menos toma el poder que una vez les diste para guiar el curso de tu vida durante un tiempo y, retómalo una vez más.

Una vez pensé que yo no era lo suficientemente bueno y que no merecía ser feliz y próspero, esos pensamientos gobernaron mi vida durante mucho tiempo. Después de descubrir que no había ninguna persona ni influencia externas que tuvieran la culpa, decidí tomar ese poder de nuevo y administrarlo yo mismo para dirigirlo a esfuerzos más fructíferos. Continúe leyendo

Escapando

Escapar es considerado como una parte de nuestro sistema natural de defensa. Por lo general se le llama: respuesta de lucha o huida.

Según esta teoría, el sistema nervioso simpático reacciona ante el peligro con una secreción hormonal de diferentes hormonas, aminas y neurotransmisores (norepinefrina, epinefrina, estrógeno, testosterona, cortisol y otros). Así preparando al sujeto para la lucha o huida.

En estos tiempos modernos, por lo general NO necesitamos la parte de lucha en la ecuación, (con la excepción de las grandes ciudades y las zonas problemáticas, por supuesto). Así que la parte de la huida es mucho más activa en algunas personas.

Tenemos la tendencia a evadir nuestros problemas y mirar hacia el otro lado. Continúe leyendo

Dónde quiera que estés

Si miras a tu alrededor en este momento, ¿qué ves? O mejor dicho, ¿te gusta lo que ves? ¿Estás en el lugar donde planeaste estar hace un año? ¿Son las circunstancias como las deseabas en aquel entonces?

Si contestaste que sí a todas esas preguntas, enhorabuena, has llegado a la meta. Pero si contestaste que no a cualquiera o a todas, entonces no te preocupes. Eres un ganador de todos modos porque, lo creas o no, estás en lugar en el que estás destinado a estar en estos momentos.

Probablemente tus metas y sueños eran diferentes y piensas que estás en donde no se supone que deberías el día de hoy. Pero eso no es así. Continúe leyendo