Control

Todo el mundo te está diciendo que necesitas controlar lo que piensas porque es lo que atraes. Eso es cierto, pero también, trae sobre nosotros una gran carga y nos estresamos nosotros solos haciendo un gran esfuerzo para evitar los malos pensamientos y sentimientos.

Como seres humanos, podemos experimentar todo tipo de sensaciones, pensamientos y emociones.

No podemos limitar nuestra mente y alma para filtrar todo el tiempo los malos pensamientos y sentimientos. Eso no sería benéfico y, al final, nos traería serios problemas de salud.

No necesitamos evitar por completo los periódicos, noticias de la televisión y los chismes en general que nos rodean.

La gran diferencia viene cuando no permitimos que esos eventos cambien nuestra autoconfianza. Continúe leyendo

Destrozado

 

A veces la única manera de liberarse de un mal ciclo, es permitirse estar completamente expuesto, para que lo malo deje nuestro organismo y lo nuevo y bueno pueda entrar una vez más.

A veces necesitas permitirte estar destrozado en mil pedazos, para que así puedas recoger tus buenas piezas y dejar atrás las defectuosas. Como una oruga que necesita renunciar a ser un gusano para convertirse en una mariposa.

A veces necesitas permitirte ser desollado emocionalmente para limpiarte de todos esos años de energía negativa, programación equivocada y malos hábitos, para ser re-creado a tu estado original.

Esta vez puedes poner tus piezas interiores en un orden diferente y no dejar espacio para aquellas cosas que te retuvieron durante tanto tiempo. Continúe leyendo

Etiquetas (Más notas a mí mismo)

¿Alguna vez te has preguntado por qué las cosas están “apareciendo” en tu vida como son ahora?

Estamos acostumbrados a “pegar etiquetas” a todo lo que nos rodea, personas, circunstancias y todo tipo de eventos.

Nos gusta usar “positivo” o “negativo”, “bueno” o “malo” y así sucesivamente.

Pero mirando hacia atrás, ¿cuántas veces has visto un “mal” evento que resulta ser algo maravilloso al final? ¿Cuántas veces has visto eventos aparentemente “buenos” convirtiendo tu vida en un verdadero “infierno”?

¿Qué hay sobre esa persona “decente” y “maravillosa” que te causó más dolor y problemas que aquellos que considerabas tus peores enemigos?

¿Lo ves? Vamos a aceptar de una vez por todas, que nunca vemos toda la escena y, que eso, nos hace pegar nuestras etiquetas en lugares equivocados muchas veces.

Por lo tanto, podría ser una buena opción dejar ese “negocio de etiquetado” por un tiempo y empezar a anticipar más milagros y estar listos para ser sorprendidos. Continúe leyendo

La causa

Estaba hablando con un amigo acerca de todas esas extrañas cosas y eventos “negativos” en nuestras vidas.

Según él, su vida siempre había sido muy dura y difícil. Muchas veces se ha quejado de todas las cosas que tuvo que pasar para sobrevivir, mientras que la mayor parte de sus amigos y familiares, tuvieron una vida más relajada y cómoda, (por lo menos desde su punto de vista).

Él tuvo que superar varios obstáculos en su pasado, con el fin de lograr algunas cosas que, otras personas obtuvieron o consiguieron de una forma muy “relajada”, de acuerdo con su propio análisis.

Estaba a punto de repasar una vez más, la lista de dificultades que había tenido que afrontar desde el principio de su vida hasta esta mañana, cuando me vi obligado a interrumpir su letanía, con el fin de evitar otros 45 minutos más de dudas. Continúe leyendo

La ecuación

Una cosa que me gustaba de las matemáticas cuando yo era un niño, era que eran muy precisas. 2 + 2 = 4. Eso es. ¡Directo al grano!

Pero luego, cuando las matemáticas se ponen más complicadas, las cosas pueden cambiar.

No te preocupes, no voy a hablar de matemáticas hoy, sólo estoy compartiendo contigo una epifanía que tuve la otra noche, así que no esperes un tratado de matemáticas aquí, ¡lo prometo! Continúe leyendo

Palabras

Yo estaba tratando de entender lo que dos jovencitas estaban platicando mientras esperaba en una plataforma en una estación del metro. Estaba con una persona adulta con ellas, que supongo que era la madre de una de las adolescentes.

Era muy difícil entender lo que estaban hablando, pero me sentí aliviado cuando me di cuenta de que yo no era el único, la madre y otras dos señoras estaban en la misma situación que yo. Obviamente estaban confundidas con la forma en que ellas utilizan algunas palabras.

No puedo recordar exactamente cuáles estaban usando, pero, cuando una de ellos le preguntó a la otra el significado de una de esas palabras, ella dio una respuesta que estaba muy lejos de ser correcta. Continúe leyendo

¿Cuál es tu alacrán?

Yo escuchaba a un grupo de damas en un parque, estas se quejaban de la existencia de cosas y personas malas.

Una de ellas decía que Dios no debería permitir que las cosas, personas o eventos malos existieran. El resto del grupo a su alrededor asintió con la cabeza.

Continué mi paseo pensando que cuando yo era pequeño, tenía esa misma postura hacia los alacranes. Yo tenía mucho miedo de ellos. Y estaba tan aterrorizado de ellos que los atraía por docenas. Cuando íbamos a visitar a mis primos en una región donde los alacranes son muy comunes, siempre se sorprendían al ver que tan pronto como llegaba yo a su casa, los alacranes comenzaban a aparecer en las paredes, en las esquinas, debajo de las camas ( especialmente debajo de la cama en la que yo durmiera), en el techo, etc. Por supuesto, mi temor era tan fuerte que les atraía obviamente. (Este es un claro ejemplo de la Ley de Atracción funcionando). Esa horrible sensación de miedo los atraía tan pronto como yo me hacía presente. Continúe leyendo

Dónde quiera que estés

Si miras a tu alrededor en este momento, ¿qué ves? O mejor dicho, ¿te gusta lo que ves? ¿Estás en el lugar donde planeaste estar hace un año? ¿Son las circunstancias como las deseabas en aquel entonces?

Si contestaste que sí a todas esas preguntas, enhorabuena, has llegado a la meta. Pero si contestaste que no a cualquiera o a todas, entonces no te preocupes. Eres un ganador de todos modos porque, lo creas o no, estás en lugar en el que estás destinado a estar en estos momentos.

Probablemente tus metas y sueños eran diferentes y piensas que estás en donde no se supone que deberías el día de hoy. Pero eso no es así. Continúe leyendo

¿Y ahora qué?

“… Así que empecé a visualizar los resultados finales que quería ver en mi vida y luego me quedé allí mirando el techo en silencio, preguntándome qué hacer a continuación.” Me dijo.

“Bueno, después de visualizar lo que queremos manifestar, Lo que sigue es escuchar a tu corazón, es necesario dar un paso hacia lo que quieres conseguir. Si no haces nada, ni siquiera dar un pequeño paso, para que tu acción ponga en marcha al resto del Universo, nada va a suceder. ” Fue mi respuesta.

“Ok, ok sé todo eso, lo he leído una y mil veces, pero la cosa es que en este momento, NO SÉ QUÉ HACER! He hecho todo lo que sé lo que puedo hacer y, no tengo ni idea de cuál es el siguiente paso y necesito que me ayudes a descubrir lo que sigue. No hay nada más enervante de desear algo y no tener idea de qué hacer al respecto, no puedo seguir mirando al techo toda mi vida. ” Dijo desesperadamente. Continúe leyendo