Crea

He mencionado muchas veces un viejo proverbio ruso que dice: “No hay mal que por bien no venga”. Y en pocas palabras significa que cada vez que algo “malo” nos pasa, es porque trae algo mejor detrás de él.

He aprendido que el recibir cada incidente negativo que llega a nuestra vida con una disposición positiva cambia mucho el resultado final de ese evento. Continúe leyendo