¿Cuál es tu alacrán?

Yo escuchaba a un grupo de damas en un parque, estas se quejaban de la existencia de cosas y personas malas.

Una de ellas decía que Dios no debería permitir que las cosas, personas o eventos malos existieran. El resto del grupo a su alrededor asintió con la cabeza.

Continué mi paseo pensando que cuando yo era pequeño, tenía esa misma postura hacia los alacranes. Yo tenía mucho miedo de ellos. Y estaba tan aterrorizado de ellos que los atraía por docenas. Cuando íbamos a visitar a mis primos en una región donde los alacranes son muy comunes, siempre se sorprendían al ver que tan pronto como llegaba yo a su casa, los alacranes comenzaban a aparecer en las paredes, en las esquinas, debajo de las camas ( especialmente debajo de la cama en la que yo durmiera), en el techo, etc. Por supuesto, mi temor era tan fuerte que les atraía obviamente. (Este es un claro ejemplo de la Ley de Atracción funcionando). Esa horrible sensación de miedo los atraía tan pronto como yo me hacía presente. Continúe leyendo

¿Y ahora qué?

“… Así que empecé a visualizar los resultados finales que quería ver en mi vida y luego me quedé allí mirando el techo en silencio, preguntándome qué hacer a continuación.” Me dijo.

“Bueno, después de visualizar lo que queremos manifestar, Lo que sigue es escuchar a tu corazón, es necesario dar un paso hacia lo que quieres conseguir. Si no haces nada, ni siquiera dar un pequeño paso, para que tu acción ponga en marcha al resto del Universo, nada va a suceder. ” Fue mi respuesta.

“Ok, ok sé todo eso, lo he leído una y mil veces, pero la cosa es que en este momento, NO SÉ QUÉ HACER! He hecho todo lo que sé lo que puedo hacer y, no tengo ni idea de cuál es el siguiente paso y necesito que me ayudes a descubrir lo que sigue. No hay nada más enervante de desear algo y no tener idea de qué hacer al respecto, no puedo seguir mirando al techo toda mi vida. ” Dijo desesperadamente. Continúe leyendo

¿Respeto?

 

Estaba esperando a un amigo afuera del consultorio de un médico, la paciencia no es una de mis virtudes (pero estoy trabajando en ello) y estar sentado en una sala de espera es una tarea difícil para casi cualquier persona.

Pero tenía que esperar a que mi amigo saliera, así que empecé a buscar entre algunas revistas que estaban sobre una mesa, pero eran principalmente revistas de moda y realmente no estoy muy educado en modas (pero estoy trabajando en ello) pero éstas eran revistas viejas, así que no creí que pudiera aprender algo nuevo en ellas. Continúe leyendo

Volviendo del pasado

 

Esa calle no se veía tan amplia como antes, no como la imagen en mi mente. Crecí en esa calle, pero ahora parecía más pequeña de alguna manera. ¿Las casas en esa calle se encogieron tal vez bajo la presión del tiempo y el espacio?

No había estado allí tal vez en 30 años más o menos. Los árboles eran, por supuesto, más altos que cuando yo vivía allí, pero de alguna manera, no se veían más altos que en mis recuerdos.

Pero las casas eran ahora más pequeñas, toda la calle no es tan ancha y la gente es toda diferente. Continúe leyendo

Yo respeto tu manera de hacer las cosas

Sé que ya has oído muchas veces que todos somos diferentes. No importa el tiempo que hemos vivido en la misma comunidad, en la misma casa y hasta en la misma familia. Tenemos mucho en común y, sin embargo, seguimos siendo diferentes.

Quizá prefieras ponerle azúcar en tu té, yo prefiero un poco más de crema en su lugar. Es posible que tú prefieras un pan de dulce para acompañarlo, yo prefiero una dona. Y después posiblemente te guste hablar de política, yo prefiero saltarme ese tema.

Podemos ser tan diferentes en muchos aspectos y, sin embargo, podemos compartir un momento agradable con nuestro té, cada uno de nosotros disfruta, al mismo tiempo, nuestros propios placeres personales. Continúe leyendo