Espera

La mayoría de la gente que conozco odia esperar cualquier cosa. Esperar es algo tan importante, que es increíble que la mayoría carecemos de esa habilidad, don, conocimiento o como lo quieras llamar.

Estamos perdiendo muchos valores hoy en día, pero un valor al que realmente soy muy fiel es a la puntualidad. Considero que perder el tiempo de los demás es una de las peores ofensas que les podemos hacer. No tenemos idea de lo que ellos hayan tenido que pasar para poder darnos un poco de su tiempo y, si nos presentamos tarde o si no mostramos respeto por su tiempo, quiere decir que no tenemos respeto ni por nosotros mismos tampoco.

Respetar el tiempo, el nuestro y el de los demás es una virtud. Continúe leyendo

Hábitos

La mayoría de nosotros estamos tan inmersos en nuestros hábitos que apenas podemos ver que existen en nuestras vidas. Los hemos hecho una parte de nosotros y ahora sería muy difícil deshacerse de ellos.

Sólo la idea de reemplazar un viejo hábito puede sonar muy atemorizante. Cuando a una persona le dice su médico que deje de comer carne roja, la primera pregunta que hacen es: ¿y ahora qué voy a comer? Como si la carne fuera la única opción para alimentarnos.

Una vez que comienzan a buscar recetas sin carne se sorprenden de la cantidad de opciones que hay para una comida saludable. Descubren que podrían comer algo diferente cada día durante años sin probar cualquier tipo de carne de nuevo.

Una vez que dejan de “necesitar” la carne, comienzan a disfrutar realmente de este nuevo hábito saludable. Continúe leyendo

La culpa

Por lo general, buscamos un culpable externo como justificación de nuestros actos y reacciones. Pero la culpa es una carga muy pesada de llevar todo el tiempo.

Y una vez que nos damos cuenta que no podemos culpar a otros por nuestras reacciones, pensamientos y sentimientos, entonces nos vamos en contra de nosotros mismos.

Pero de la misma manera que pasamos tiempo en busca de alguien a quien culpar por los resultados de un evento externo, lo mismo sucede cuando pasamos tiempo culpándonos por todo. Acabamos perdiendo nuestro valioso tiempo. Continúe leyendo