Imperfecto

 

Un buen amigo mío nació con una extraña condición que afectó su cuerpo. Era muy alto y su cabeza y sus manos eran más grandes en proporción con el resto de su cuerpo.

Había sufrido mucho durante su infancia porque los otros niños se burlaban de él y le llamaban nombres que herían profundamente su alma.

Tenía que acostumbrarse a la manera en que la gente le miraba en la calle ya las preguntas impertinentes de aquellos sin modales que nunca tocaban sus corazones antes de hacer comentarios duros sobre su apariencia.

De todos modos, él tiene una personalidad maravillosa. Él es muy amable y compasivo con cada ser vivo. Él siguió una carrera en la actuación y debido a su imagen, él consiguió papeles importantes en películas internacionales. Continúe leyendo

Ansiedad

Por lo general él siempre se veía tan calmado y relajado que me preguntaba a veces, si alguna vez se enojó en su vida o se puso nervioso por algo.

Un día me enteré de que estaba pasando por un problema legal grave que implicaba una cuestión de dinero con sus familiares. Cuando fui a visitarlo se veía como siempre, calmado y relajado, a pesar de los problemas que estaba enfrentando al tener que ir a los tribunales y tener que lidiar con los abogados todo el tiempo.

Al principio no me atrevía a preguntarle cómo se sentía, ya que su actitud era lo suficientemente clara como para ver que estaba manejándolo bastante bien. Continúe leyendo