Tu equilibrio

No hay nada más molesto cuando te estás sentado en una mesa para comer o beber algo que, encontrarte con una “mesa bailarina”. Cuando la mesa no está bien equilibrada y le tienes que pedir al mesero o incluso tú mismo el poner algo debajo de una pata con el fin de nivelar la mesa, y así ya no tienes que seguir “jalando” tu lado de la mesa para evitar que tu sopa se derrame todo el tiempo.

Bueno, yo no sé si te ha pasado eso, pero yo lo he vivido muchas veces en todo tipo de restaurantes, caros y baratos. Y créeme que luchar con sillas y mesas no es realmente una gran manera de comenzar una comida.

Pero todo en este universo necesita equilibrio para subsistir y prosperar. Continúe leyendo