Antes de…

Tengo un amigo que es muy impaciente y cada vez que hablas con él y estás tratando de terminar una frase, él te interrumpe con la primera palabra que viene a su mente, tal vez para ayudarte a terminar más rápido. A veces es la palabra que estabas a punto de decir, pero la mayoría de las veces es una palabra que no tenía nada que ver.

La gente suele mirarlo con enojo0 y probablemente piensan algo como: “Gracias, pero no necesito que me ayudes a hablar, ahora si me dejas continuar …” ÉL se da cuenta de que no estás muy contento con su interrupción y guarda silencio por unos segundos, pero dos o tres frases más tarde comienza a interrumpir de nuevo.

Huelga decir que si no estás perfectamente centrado en lo que estás diciendo, todas sus interrupciones hacen que tu mente se aleje del tema principal y termines hablando de algo totalmente diferente. Continúe leyendo

El plan

 

Una de las cosas que realmente odiaba cuando me pasaba algo inesperado, es que la gente, (por lo general mi familia), me preguntara: “¿Y ahora, qué vas a hacer?”

Ni siquiera me acababa de recuperar de ese evento cuando ya estaban preguntándome, lo que iba a hacer al respecto de algo que había sido, bueno… inesperado.

A veces pensaba que era sólo una frase típica que decir a los demás cuando algo malo les pasa, pero cuando veía sus caras realmente esperando una respuesta satisfactoria en ese momento, supe que realmente estaban esperando una y si lo que yo respondía en mi confusión, no se consideraba una buena respuesta, inmediatamente comenzaban a criticar y a darme todas la razones por las que no iba a funcionar, pero nunca me daban buenas opciones tampoco.

Cuando sientes que tienes que resolver o responder de inmediato a algo que nunca previste que vendría, tu mente se llena de ansiedad y, obviamente, las decisiones, las palabras y las acciones no serán de lo mejor, viniendo de ese estado mental. Continúe leyendo

Perdón

Parece muy difícil perdonar a alguien que nos ha hecho algo que realmente nos ha dañado de alguna manera.

Pero el tiempo nos ha enseñado que todo el mundo recibe lo que se merece, aunque no lo veamos. Muchas veces he oído gente quejándose de eso, pero recuerda que no sabemos lo que realmente sucede en la vida de otras personas, por lo que definitivamente, no podemos afirmar nada en absoluto.

En muchos casos, cuando ha sido posible, después de una profunda investigación hemos descubierto que la vida de las personas que han sido consideradas como malas o perjudiciales para otros, han vivido una existencia interior muy atormentada.

Creer que nuestras acciones no van a recibir una reacción sería una contradicción con las leyes naturales. Esta reacción va a ser buena o mala dependiendo de nuestra acción y es una ley natural común que podemos observar en el universo entero. Continúe leyendo

El charco

Después de una terrible tormenta, iba apresurado a ver a un cliente tratando de encontrar atajos en el camino para llegar a tiempo.

Me decidí a pasar por un parque que nunca había visto antes, pero, que estaba en el camino a la oficina de mi cliente. Estaba caminando muy rápido y de repente, después de una curva, me encontré frente a un gran charco.

Al principio, pensé en tratar de saltarlo o, lentamente caminar sobre de él, pero la imagen de un video que vi de un auto que se hunde en un charco aparentemente inocente me vino a la cabeza. Este video muestra un automóvil cruzando un charco aparentemente inofensivo en una calle de una ciudad, pero al parecer estaba cubriendo una enorme “zanja”, sin saberlo, el coche siguió avanzando y de repente desapareció dentro del “charco”. Continúe leyendo

Fuerza

Todos hemos pasado por experiencias duras, algunos más que otros, pero todos hemos sobrevivido a esos tiempos difíciles.

Hace mucho conocí a una sobreviviente de la bomba de Hiroshima, era una mujer de edad avanzada muy amable y dulce.

Cuando me dijeron que era una sobreviviente de ese terrible suceso, no lo podía creer. Se veía tan tranquila, tan dulce y tan feliz con la vida que simplemente ¡no podía creer que había pasado por una experiencia de vida tan horrible!

Por supuesto dirás que también han pasado muchos años después de ese horrible incidente, pero déjame decirte que he conocido a personas que han tenido experiencias mucho menos terribles que han marcado su carácter y personalidad. Continúe leyendo

Conceptos

 

Es increíble cuando se comparan las diferencias entre varios conceptos que pensé que eran un poco más de “normalizar” al igual que “el éxito”, “belleza”, “bueno”, “malo” y así sucesivamente.
Por alguna extraña razón siempre he pensado que todos compartimos los mismos conceptos sobre muchos temas, como la noción de “buena”, por ejemplo. Fue años más tarde al tener que interactuar con personas de diferentes países como un visitante y observador, que tuve mi primer “choque cultural”.
Así que tal vez las ideas no son tan diferentes, pero nuestras interpretaciones son. Lo que mi comunidad considera un crimen, una cultura diferente considera como algo normal, incluso lógico. Continúe leyendo

Perdón

Parece muy difícil perdonar a alguien que nos ha hecho algo que realmente nos ha dañado de alguna manera.

Pero el tiempo nos ha enseñado que todo el mundo recibe lo que se merece, aunque no lo veamos. Muchas veces he oído gente quejándose de eso, pero recuerda que no sabemos lo que realmente sucede en la vida de otras personas, por lo que definitivamente, no podemos afirmar nada en absoluto.

En muchos casos, cuando ha sido posible, después de una profunda investigación hemos descubierto que la vida de las personas que han sido consideradas como malas o perjudiciales para otros, han vivido una existencia interior muy atormentada. Continúe leyendo

Autocrítica

He escuchado muchas veces que lo que criticamos en los demás es lo que no nos gusta de nosotros mismos.

Pero, por otro lado, lo que criticamos en nosotros pueden ser bendiciones malentendidas  que intentan llamar nuestra atención para surgir y brillar.

Por ejemplo, yo me criticaba una tendencia que tenía de pensar mal de todo. Se dice: “Piensa mal y acertarás”, así que utilizaba yo mucho esa mentalidad y las consecuencias eran horribles. Continúe leyendo