Perfección

Recuerdo a un amigo mío que nació con una enfermedad congénita y su cuerpo presentó algunas deformidades que siempre lo hicieron sentir mal. Especialmente durante sus años de escuela ya que sus compañeros de clase eran muy crueles con él. Sufrió mucho por eso y decidió comenzar una búsqueda para encontrar la perfección.

Como no tenía un cuerpo perfecto, encontraría la perfección en otras áreas de su ser. Por lo tanto, decidió practicar varios deportes para que pudiera obtener un mejor físico y se convirtió en un buen boxeador con grandes músculos. Incluso representó a su país en los Juegos Olímpicos.

Pero, aun así, no sentía que su búsqueda fuera completa. Tener un cuerpo fuerte y medallas olímpicas no fue suficiente y, me dijo que no se sentía ni siquiera cerca de la perfección. Continúe leyendo

Contrastando

Yo no estaba consciente de la raíz de su ira. Siempre había sido una persona muy agradable, siempre sonriendo y bromeando con todos a su alrededor.

Ellos habían sido amigos desde su infancia. Habían estado juntos en muchas batallas y en muchas celebraciones también.

Pero un día su amigo salió del país para comenzar la búsqueda para encontrar a su “verdadero yo”. Muchos caminos nuevos y experiencias le aguardaban.

Perdieron el contacto por muchos años hasta que, un día, él volvió a casa.

Había tenido mucho éxito en su negocio y había viajado por el mundo y aprendido muchas cosas valiosas.

Su amigo se había quedado en casa durante todos estos años.

El día que volvió a su ciudad natal, se sorprendió al ver que muchas cosas no habían cambiado en absoluto, mientras que otras eran totalmente diferentes.

Ambos amigos se reunieron una vez más después de todos esos años de estar separados y cada uno le dijo al otro sobre las cosas nuevas en sus vidas. Ambos se alegraron de verse una vez más.

Hasta que comenzaron a comparar sus vidas. Continúe leyendo

Carta abierta

Estaba revisando algunos viejos recuerdos de mi viaje a tu país hace unos años. Encontré tu tarjeta de negocios y me acordé de lo contento que estuve que tú me hayas dado una mano en aquel momento para ponerme en contacto con gente importante y de que me hayas ayudado a moverme alrededor de tu ciudad.

Fue un tiempo agradable y estoy muy agradecido por tu amabilidad y ayuda en ese momento. Cuando vi tu nombre en la tarjeta, me dio curiosidad por saber qué estarías haciendo ahora. Así que hice la búsqueda típica en Internet y me quedé muy sorprendido de encontrar tu nombre en algunos sitios, pero lo que encontré no era exactamente lo que esperaba.

Te dije alguna vez que llegarías a ser muy famosa algún día, pero esto está fuera de lo que tenía en mente. Continúe leyendo

El siguiente paso

(Nota: Esta no es mi historia personal, esta es la historia de un querido amigo, que ahora tiene una mansión maravillosa a las afueras de Londres, quien compartió esta lección conmigo y ahora la estoy compartiendo contigo, así que espero que todos podamos aprender algo útil de ella)

Estaba tan acostumbrada a vivir en esa casa que la idea que la fuera a dejar algún día nunca me pasó por la mente. Yo había vivido allí desde que tenía 5 años de edad. Era pequeña, pero muy cómoda y para mis ojos tenía todo lo que yo necesitaba.

Pensé que la casa sería mi hogar durante el resto de mi vida Continúe leyendo