NO

Sólo dos letras, una palabra. Simple, pequeña y tan aterradora para muchos.

Evitar el uso de esta pequeña palabra ha traído más problemas, malentendidos, tristeza y lamentaciones de lo que te imaginas.

¿Tal vez nos sentimos culpables cuando la decimos? ¿Tal vez sentimos que estamos siendo groseros con la otra persona? ¿Tal vez nos sentimos obligados a evitarla? ¿Quién sabe?, pero a pesar de su tamaño y simplicidad, es una de las palabras más difíciles de decir para muchas personas en todo el mundo.

¿Quizás fuimos educados para ver esa pequeña palabra como “dura”? ¿Tenemos miedo de ofender a la otra parte? ¿Decepcionarlos? Continúe leyendo

Habla

No me sorprendió mucho el leer un reciente estudio de la Universidad de Filadelfia y de la Universidad de Madison, WI, EE.UU., sobre la importancia de hablar con uno mismo, con el fin de activar y aumentar la memoria.

En resumen, el estudio presenta una serie de resultados, tomados de varias investigaciones, donde se pidió a personas de diferentes orígenes el tratar de recordar dónde habían puesto ciertas cosas mientras que decían en voz alta el nombre del objeto que estaban buscando. Por ejemplo, un grupo de personas que estaban tratando de encontrar sus llaves, mientras buscaban en sus casas, no dejaba de repetir: “Llaves, las llaves”, mientras que a otro grupo de personas, se les pidió no decir o pensar la palabra en ningún momento. Continúe leyendo

Tu Palabra

Platicaba con un hombre mayor mientras esperábamos que una tienda abriera una mañana.

Él se quejaba de la forma en que las personas actúan hoy en día. “No se puede confiar en nadie ya”, me dijo.

“Cuando yo era joven, podría ir a una tienda y prometer el cubrir el precio total de algo en pagos mensuales y todo lo que necesitaban de mí era mi palabra. Continúe leyendo