Y nunca fue lo mismo…

Después de muchos años de ausencia, finalmente pude regresar a la capital de los Estados Unidos. Un lugar muy querido para mí puesto que viví y estudié allí por algunos años.

Es un lugar muy impresionante con sus edificios y monumentos blancos. Yo estaba muy emocionado de ir a ver cómo estaban las cosas allí en ese momento. Y sí, eso era una gran cosa en mi mente porque sólo me preguntaba constantemente: ¿cómo se vería ese lugar a mis ojos ahora?

¿Seguirían ahí las mismas personas? ¿Encontraría a mis amigos y compañeros de clase viviendo como siempre? ¿Qué sería diferente hoy en día? ¿Me gustarían los cambios? Continúe leyendo

¿Tus límites?

 

Estaba hablando con Rick el otro día, quien estaba muy preocupado por su futuro.

Su abuelo fue médico, su padre fue médico y, sí, lo adivinaste, él se convirtió en médico también.

Había estado rodeado de médicos de todo tipo durante toda su vida. Asistió a reuniones y fiestas donde la mayoría de la gente eran doctores, todo su mundo estaba lleno de galenos aquí y allá.

Eso fue por un lado muy bueno, porque esa influencia lo había convertido en un buen médico, muy abierto a todo tipo de tratamientos, no sólo a la alopatía. Pero por el otro lado, también era una cosa terrible, porque había asumido toda su vida sólo su papel de médico. No podía concebir la idea de hacer otra cosa.

Había aceptado la limitación de ser siempre sólo un médico y la idea de tener un hobby o actividad fuera de su profesión era impensable para él. Continúe leyendo

¿Eres tú?

Ella era una chica dulce y encantadora. Creció en una familia tradicional y su infancia fue feliz.

A medida que creció la gente y los acontecimientos le jugaron rudo y se llenó de resentimientos y se hizo “más dura”. Empezó a hablar como sus amigos varones y cambió su estilo de vestuario a uno más masculino. Incluso sus movimientos y vocabulario se hicieron más agresivos y rudos.

Finalmente, un día me atreví a preguntarle por qué decidió hacer esos cambios en su personalidad, puesto que había sido una chica agradable cuando era más joven y ahora era más dura que algunos pandilleros que conozco. Continúe leyendo

Piel muerta

Me acabo de encontrar la piel de una serpiente o, más bien, lo que quedaba de ella. Era como una manguera transparente que sigue mostrando los patrones de sus escamas. Era difícil creer que una vez fue la piel real de una de esas serpientes marrones. Cuando nos fijamos en ellas, su piel se ve tan brillante y firme. Esta piel se veía tan frágil y seca ahora. Era piel muerta.

Supongo que la serpiente no hizo un gran alboroto y drama por dejar su piel atrás. Ella sólo se deshizo de la cobertura muerta y la dejó ir sin mirar hacia atrás para ver si todavía había una parte de ella que pudiera ser reutilizada. Continúe leyendo

Limpieza

Una de las mejores cosas de decidirte a limpiar ese lugar en tu casa que has estado descuidando desde hace mucho tiempo, es que puedes encontrar muchas cosas que se habían perdido y que nunca imaginaste que encontrarías de nuevo y especialmente, ¡en ese lugar!

Una vez que decides empezar a sacar cosas de esa caja abandonada, armario, despensa, etc. Te sorprenderás de todas las cosas que estaban ocultas allí, mientras más “exploras” ahí adentro, más encontrarás y, empiezas a desear haber hecho esta limpieza antes. Continúe leyendo

Expectativa

Me he dado cuenta de que las peores decepciones en mi vida han sido causadas por lo que yo esperaba que serían cosas y personas, en lugar de que les permitiera ser lo que realmente eran.

Aprender a dejar que las cosas, las personas y las circunstancias sean lo que realmente son, no ha sido nada fácil. Y no estoy hablando de hacer algo para cambiar las cosas malas alrededor de mi vida, sino de dar a una persona, una situación o a una cosa una etiqueta que no le pertenece. Continúe leyendo