Síguelos

Nada en mi vida ha llegado por casualidad. Bueno o malo, cada situación, persona, bendición, problema, enseñanza, etc.

En algunos casos, ha habido un punto en el camino donde he podido ver la razón por la que aparecieron en mi vida. Otros posiblemente guardarán sus secretos para siempre. El tiempo lo dirá.

No hay una sola cosa que yo haya aprendido en el pasado, que no se haya vuelto “útil” en algún momento de mi vida. Es por eso que no considero “tiempo perdido” a cada momento que paso aprendiendo algo nuevo.

Hay un viejo proverbio ruso: “Век живи, век учись” (Vive un siglo, estudia un siglo).

Aprender es una bendición. Sus efectos en nuestro cerebro son sorprendentes y en realidad tiene propiedades curativas también. Continúe leyendo

Lo externo

Constantemente hablamos de nuestras viejas ideas, creencias y conceptos negativos ocultos en nuestra mente que nos mantienen sumidos en nuestra depresión y falta de éxito.

Pero no podemos olvidar que somos habitantes de un universo físico y que hay factores externos.

Sí, nosotros creamos nuestra realidad con nuestros sentimientos y pensamientos. Sí, somos responsables de las cosas que creamos y atraemos a nuestra realidad personal y sí, hay otras personas en esta realidad local, creando y atrayendo sus propias cosas, así que no estamos solos y sí, estamos atrayendo y creando esos factores externos también.

Vamos a imaginar que eres un entusiasta de las motocicletas. Entonces, te compras una o más motocicletas y luego atraes a otras personas que sienten pasión por ellas también. Luego, tu “círculo interno” podría estar formado por personas que comparten tus aficiones y pasiones. Continúe leyendo

Contribuye

 

La gente está viviendo hoy en día lo más rápido que puede. Parece un concurso de velocidad para ver quién es el primero en alcanzar el más alto nivel de estrés, en el menor tiempo posible.

Nos dicen que debemos ser apasionados de nuestro trabajo, de nuestras actividades y relaciones, apasionados de vivir nuestra vida al máximo. Eso es genial, pero estoy viendo gente que para poder sentirse que son apasionados de sus vidas, están entrando en un mundo centrado en sí mismos y se alejan cada vez más de los suyos.

No necesitamos ser tan radicales con nuestras acciones. Podemos ser apasionados y al mismo tiempo compartir esa pasión con los demás. Continúe leyendo

El rompecabezas

Yo estaba escuchando a un grupo de personas en un evento que estaban hablando de lo buenos que eran en diferentes expresiones del arte. Algunos de ellos eran grandes pintores, otros eran magníficos músicos, algunos otros eran maestros en muchas otras disciplinas y, eso está muy bien, se podría esperar encontrar todo ese talento en una galería. Eso es normal.

Pero lo que fue muy interesante, al menos para mí, fue el resto de cosas que amaban y que no tenían nada que ver con su talento principal. Había un pintor que le encantaba cocinar postres, crecer sus propias verduras y el senderismo. Un guitarrista que amaba la observación de aves, diseño web y hacer su propia mermelada. Continúe leyendo

Comenzando

“Si hubiera sabido todo lo que iba a tener que pasar para llegar hasta donde estoy ahora, creo que nunca habría empezado. La ignorancia no es una cosa mala después de todo. “Esa fue la respuesta de un prominente físico cuando le pregunté en una entrevista, sobre el inicio de su carrera. Había llegado al nivel más alto en las diferentes disciplinas de su campo e incluso ganó el Premio Nobel en los años 70. Continúe leyendo

Encuentra tu pasión

Ver deportes extremos es una experiencia muy educativa.

Podemos ver a la gente llevar sus cuerpos al más alto nivel con el fin de lograr un objetivo, establecer un nuevo récord o simplemente ganar un pequeño trofeo.

¿Por qué un ser humano se expone a tales peligros sólo para ganar una competencia? Continúe leyendo