Antes de…

Hay un pequeño pueblo muy agradable en South Devon, Inglaterra llamado Coffinswell.

Me gusta ir de vez en cuando a Court Barton, que es una casa solariega del siglo XVI, la parte sur de esta casa solariega fue utilizada como un tribunal durante algún tiempo, pero todavía se ve tan hermosa como siempre.

Recientemente, estaba caminando por los caminos y senderos que conducen a la vecina aldea de Daccombe, cuando vi a un hombre haciendo algunos trabajos de jardinería en el frente de Court Baron.

Lo saludé alegremente y él respondió de la misma manera sin voltear a verme, sólo siguió mirando intensamente a la hierba frente a él, como esperando una respuesta.

Permanecí en silencio por un momento y como parecía estar adentrándose demasiado en sus pensamientos, me preparé para continuar mi paseo. Continúe leyendo

Tu peor enemigo

Uno de los mayores enemigos que nos creamos nosotros solitos y que causa el daño más grande en nuestra propia vida es: el pensar demasiado.

Se necesitan horas a veces para tener una buena idea, meses para crear un buen plan previendo la mayoría de las dificultades, años para construir un imperio, pero sólo unos pocos segundos, para inventar muchas excusas de por qué las cosas pueden salir mal.

¿Alguna vez te han persuadido otras personas quienes en cuestión de minutos te dan cientos de razones por las cuales tus ideas no pueden funcionar “en el mundo real” y que sólo te estás dirigiendo a un gran fracaso?

¿Cuántas veces has hablado con personas “muy bien informadas” que te aseguran que tienen toda la experiencia y todos los conocimientos en el mundo necesarios para anticipar tu ruina?

Ese tipo de “expertos” son más abundantes en este mundo que cualquier otra cosa. Continúe leyendo

Este no era mi plan

Cuando era niño, tenía una idea muy diferente de lo que sería mi vida.

Quería ser astronauta, explorador, bombero, superhéroe, ingeniero…, bueno de todas estas opciones, sólo me convertí en lo último.

La verdad es que nunca soñé con viajar por el mundo, conocer gente muy interesante de diferentes orígenes y ser quien soy hoy en día.

No estoy juzgando aquí, si es bueno o malo ser quien soy hoy; Sólo sé que es la mejor opción para mí.

Por supuesto que no he logrado todas las cosas que quería, al menos no todavía, nunca se sabe lo que viene a continuación. Pero mirando en retrospectiva, he logrado muchas cosas que nunca pensé posibles. Continúe leyendo

El plan

 

Una de las cosas que realmente odiaba cuando me pasaba algo inesperado, es que la gente, (por lo general mi familia), me preguntara: “¿Y ahora, qué vas a hacer?”

Ni siquiera me acababa de recuperar de ese evento cuando ya estaban preguntándome, lo que iba a hacer al respecto de algo que había sido, bueno… inesperado.

A veces pensaba que era sólo una frase típica que decir a los demás cuando algo malo les pasa, pero cuando veía sus caras realmente esperando una respuesta satisfactoria en ese momento, supe que realmente estaban esperando una y si lo que yo respondía en mi confusión, no se consideraba una buena respuesta, inmediatamente comenzaban a criticar y a darme todas la razones por las que no iba a funcionar, pero nunca me daban buenas opciones tampoco.

Cuando sientes que tienes que resolver o responder de inmediato a algo que nunca previste que vendría, tu mente se llena de ansiedad y, obviamente, las decisiones, las palabras y las acciones no serán de lo mejor, viniendo de ese estado mental. Continúe leyendo

El personaje

 

Constantemente leo ideas para escritores del cómo crear los personajes de sus novelas. La verdad es que sólo después de haber tratado de escribir una novela, un cuento, una fábula, un poema, etc., no te puedes imaginar lo difícil que es en realidad.

Para un escritor el estar delante de una página en blanco a la espera de ser llenada con inspiración, es una experiencia aterradora. Y créeme, las cosas se ponen peor después de la primera novela de éxito. Estás obligado a mantener la calidad de tus historias o en realidad se espera que escribas mejor con cada nuevo libro.

Así que lo mejor que puedes hacer, si es que estás pensando en la escribir tu primera, segunda, tercera o centésima novela, es escuchar a los escritores con más camino andado para que puedas aprender de sus experiencias. Continúe leyendo

El plan

Una de las cosas que realmente odiaba cuando me pasaba algo inesperado, es que la gente, (por lo general mi familia), me preguntara: “¿Y ahora, qué vas a hacer?”

Ni siquiera me acababa de recuperar de ese evento cuando ya estaban preguntándome, lo que iba a hacer al respecto de algo que había sido, bueno… inesperado. Continúe leyendo