Intranquilo

Me desperté sintiéndome incómodo. No podía entender por qué me sentía así, porque no había una razón aparente para ese estado de ánimo.

Al principio pensé que me sentía así, por un mal sueño que no podía recordar.

Pero a medida que avanzaba la mañana, comprendí que ese sentimiento era el resultado de una larga serie de eventos que finalmente colapsaron sobre mis hombros, causándome un estado de ánimo sombrío.

Mientras trataba de encontrar la causa de esta horrible sensación, me di cuenta de que estaba escarbando todos los eventos negativos que habían aparecido en mi vida desde hacía tiempo. Mientras trataba de encontrar en cada uno de ellos el “verdadero culpable” de mi temperamento actual mi alma se sentía cada vez más deprimida.

Pero la peor parte fue, que con cada evento que recordaba, me sentía cada vez más abatido. Esto no me estaba ayudando para nada. Continúe leyendo

La dicotomía del silencio

Cuando ves a alguien sufriendo y, no hay nada que puedes hacer para ayudarlo a salir de su miseria, la mayoría de las veces tratarás de consolarlo  con palabras de aliento.

En esos casos, las palabras correctas son difíciles de encontrar y, muchas veces terminamos diciendo las incorrectas, incluso cuando nuestra intención era buena.

Hemos hablado muchas veces sobre las ventajas y bendiciones del silencio, cuán importante es guardar silencio cuando existe el riesgo de herir a alguien.

Pero como todo en esta vida, siempre hay dos lados para cada cosa y caer en sus extremos es extremadamente fácil.

Algo en demasía puede hacer mucho daño. Continúe leyendo

Tu poder

En un momento en que todos quieren competir con los demás, a veces encontramos personas que parecen tener todo lo que no tenemos, personas que saben todo lo que ignoramos y personas que pueden hacer todo lo que nosotros no podemos hacer.

Hay momentos en que nos sentimos inferiores, de repente te encuentras dentro de un grupo de personas con mayor experiencia, conocimiento y fuerza, es entonces cuando comienzas a subestimarte. Las comparaciones nunca son buenas, son totalmente innecesarias.

La mayoría de las veces es una buena idea el aprovechar esa situación y aprender todo lo que puedas de ellos. Esa es una gran manera de obtener experiencia y aumentar tu conocimiento.

En mi caso, me tomó un tiempo aprender y apreciar la oportunidad de estar en un equipo con los mejores. Incluso yo era la persona más joven y sin experiencia en ese grupo pero nunca me permití sentirme intimidado por los demás y, al final, puedo decir con certeza que ha sido una de las mejores lecciones en mi vida.

Y sí, aprendí una lección muy importante: “Ser tú, es tu verdadero poder”. Continúe leyendo

Personal

Hoy en día reaccionamos demasiado rápido a los acontecimientos externos. Estoy hablando de la forma en que tomamos las palabras de otras personas.

Estás caminando tranquilamente por la calle, ocupándote de tus propios asuntos y de repente alguien aparece en la esquina y choca contigo. Esa persona comienza a gritarte como si fuera culpa tuya el estar en su camino y comienza a decir cosas horribles sobre ti. La gente mira la escena sin darle importancia y sigue su camino, pero para ti fue un evento muy traumático.

No puedes entender por qué esa persona está en tal cólera cuando ni siquiera se estrellaron a propósito.

Pero tuviste que escuchar toda una lista de adverbios y, probablemente, incluso aprendiste algunos nuevos, sin entender la verdadera razón de ello.

O alguien que conoces tiene un tipo muy particular de humor y de repente dice una broma sobre ti que tomas como una ofensa, pero que no era su intensión. Continúe leyendo

Creador de problemas

Todos los días estamos expuestos a muchos problemas, con muchas variantes, con muchas soluciones o decisiones frente a nosotros que llevan a aún más consecuencias.

Una vez que decidimos lidiar con uno de estos “problemas” debemos encontrar su raíz y, como un amigo solía decir: “Alguien debe tener la culpa de esto y no voy a ser yo”.

Por lo tanto, encontrar a alguien más para culpar, no es una tarea difícil. Por lo general lo hacemos de forma inmediata y automática.

Pero entonces, encontrar una solución se vuelve aún más difícil. Vincular la posible solución con nuestro problema y esperar a que quien culpamos se encargue de resolverlo, hace imposible el progreso.

Pero el cambiar esa mentalidad podría beneficiarnos inmensamente. Continúe leyendo

A la mañana siguiente…

Las alegres voces de los pescadores que regresaban de un duro día de estar bajo el sol durante horas, se mezclaban con las voces de cientos de personas que volvían a su casa en esos enormes botes llamados Vapur.

Todo el mundo parecía cansado pero feliz, ya que su jornada laboral había terminado y estaban libres para relajarse y olvidarse de sus problemas por un rato.

Las cafeterías estaban llenas de hombres hablando y riendo como si fueran las personas más felices de la Tierra. Todo parecía en orden por todas partes.

El puente del Bósforo estaba lleno de coches que iban en ambas direcciones, cargados de gente que deseaba llegar a casa lo antes posible para que pudieran compartir una deliciosa comida con sus seres queridos. Continúe leyendo

Tu verdadero poder

Si alguien te dijera ahora que estás más “a cargo” de tu felicidad de lo que piensas, ¿cuál sería tu respuesta?

Por supuesto, todos ahora somos conscientes de nuestra “responsabilidad e influencia” en nuestra propia felicidad y bienestar. Hemos leído mucho últimamente acerca de la importancia de nuestros pensamientos y sentimientos para influir en nuestros resultados finales.

Pero la mayoría de las veces necesitamos un recordatorio de esto, porque tan pronto como las cosas se ponen difíciles, tendemos a olvidar nuestro propio poder y saltamos inmediatamente a “modo de desesperación”.

El XIV Dalai Lama dijo una vez: “Si no hay solución para tu problema, entonces no pierdas el tiempo en preocuparte. Si hay una solución, entonces no pierdas el tiempo preocupándote.”

Yo he estado muchas veces así, cuando he llegado a pensar que las cosas estaban muy difíciles y me sentí impotente y asustado por la “magnitud” de los problemas que tenía justo delante de mí. Pero, después de algún tiempo, con la ayuda de otros o incluso a través de mis propios méritos, finalmente me di cuenta de que las cosas no eran tan grandes como parecían. Continúe leyendo

Celos

Hemos sido educados para ser egocéntricos de muchas maneras. Por supuesto, tú necesitas tener tus propias cosas, para tu uso personal. Y ciertamente, todos queremos tener a nuestros seres queridos cerca de nosotros.

Pero ¿has notado lo desesperados que nos ponemos cuando se van, aunque sea por un rato?

Creo que la mayoría de nosotros hemos hecho algunas cosas locas para llamar la atención de alguien que nos interesa o para mantenerles a nuestro lado.

Los celos son una gran enfermedad, ha causado grandes tragedias en la historia de la humanidad. Nos transforma y afecta a todo nuestro cuerpo y alma.

Pero algo que he notado y discutido con muchas personas de diferentes usos y costumbres, es la futilidad de caer en su trampa. Continúe leyendo

Poder

 

“Ser poderoso es como ser una dama. Si usted tiene que decirle a la gente que lo es, entonces no lo es “.

- Margaret Thatcher

He conocido gente buena que lucha toda su vida por llegar a un lugar alto, ya sea en una empresa, el gobierno, su situación financiera, fama, etc.

Una vez que alcanzan su objetivo y finalmente, tienen un poco más de poder de lo habitual, su personalidad sufre un cambio dramático y ya no son la misma persona que conocí alguna vez.

¿Soy yo o, en la actualidad nos encontramos con “jefes” en todas partes que están más preocupados en ejercer su poder sobre los demás, que en conseguir buenos resultados para su empresa / institución / país, etc.?

He visto últimamente un incremento en el número de “jefes” que están más interesados en “presumir” cuan autoritarios son, cómo sus esclavos, perdón quise decir sus subalternos les temen y obedecen y qué “duros” se ven dando órdenes todo el tiempo. Continúe leyendo

Atención



Hemos hablado ya mucho sobre la importancia de poner nuestra atención a las cosas positivas en nuestra vida. Las consecuencias de prestar mucha atención a los malos acontecimientos en el mundo que nos rodea y nuestra responsabilidad como co-creadores de esta realidad.

Pero recuerda que la atención debe estar acompañada por intención, de lo contrario carecerá de un ingrediente muy importante. Ambos elementos van a dar el poder a nuestros pensamientos y deseos.

La intención dará un propósito definido a nuestras visualizaciones y acelerará los resultados.

Esa atención cargada, inyectará poder a lo que esté dirigida, recuerda que tan pronto como diriges tu atención a un tema diferente, la energía se desplaza hacia el nuevo tema y desaparece del primero. Así que trata de no pasar a un pensamiento negativo con el fin de mantener la misma frecuencia e incluso aumentar su poder. Continúe leyendo