El examen

Cuando estudias una materia en particular estás consciente de que después de un cierto período de tiempo, tu profesor tratará de evaluar tu nivel de aprendizaje mediante la aplicación de un examen.

La mayoría de los sistemas educativos tienen esta costumbre, de hacer los exámenes semanales, mensuales, algunos incluso más a menudo y luego, al final del período escolar.

Nadie se opone a esto. Todos lo aceptamos, si no de buen agrado, por lo menos ¡No hacemos un gran alboroto al respecto! Continúe leyendo

Re-aprende

Siempre pensé que había dominado mi tema favorito (matemáticas), ya que me había graduado y recibido un título como ingeniero. Cuando estaba en la escuela, siempre entretuve la idea de que una vez que terminas tu carrera ya sabes todo lo que necesitas para trabajar en tu profesión y entonces puedes proceder al siguiente paso. Sea lo que sea un siguiente paso es.

Pensé que ya la había “hecho” y que no debería preocuparme por “mirar hacia atrás” para revisar lo que supuestamente conocía tan bien. Pero me sorprendió cuando traté de inscribirme en una clase de mecánica cuántica avanzada, me pidieron que hiciera una prueba en línea para ver a mi “nivel”, ya que esta clase era sólo para “estudiantes avanzados”. Y esperan que tengamos un cierto nivel con el fin de hacer frente a los conceptos sin tener que “explicarle lo básico” al no iniciado. Continúe leyendo

El Maestro

En casi todas las tradiciones antiguas el papel del Maestro se menciona siempre con respeto y reverencia. Al menos cuando yo era niño, solíamos respetar y dar un lugar muy especial a nuestros maestros, no puedo decir que lo mismo está sucediendo ahora, ya que la falta de respeto por nuestros maestros y mayores nos llevará a graves problemas, los cuales ya estamos empezando a ver claramente, pero debemos hacer algo al respecto antes de que sea demasiado tarde.

Una vez que salimos de la escuela y comenzamos nuestro viaje por esta vida, nuevos tipos de profesores aparecen en diferentes momentos y lugares, sólo para recordarnos las cosas que ya sabíamos, pero que seguimos olvidando aplicar en nuestra práctica diaria o a veces, nos enseñan sobre nuevas perspectivas y métodos que podrían ayudarnos a ser lo mejor de nosotros. Para ti y para el resto del planeta. Continúe leyendo

Menospreciar tu sufrimiento

Me sentía un poco triste por las cosas no salían como yo esperaba, estaba yo fallando en buscar la lección que tenía que aprender en ese momento y tal vez, sólo tal vez, buscaba algo de simpatía y “entendimiento” (sí, recibir algunas palmadas en la espalda).

Pero en lugar de eso, ella comenzó a reírse de mis problemas. Empezó a hablarme de todos sus problemas familiares y económicos que, por supuesto, “eran muchas veces peores que los míos”. O al menos eso es lo que ella pensaba. Continúe leyendo

El dolor de los otros

Cuando escuché a este hombre gritándome cosas ininteligibles, me sorprendí. Yo no había hecho nada para provocarlo, él de repente explotó lleno de ira, pero la razón de su ira no era yo, él sólo estaba tratando de encontrar a alguien para descargarla.

Ni siquiera tuve la oportunidad de preguntarle por qué estaba tan molesto, él siguió caminando murmurando algo acerca de un cheque no pagado y en lugar de tomar su agresión, yo sólo sentí pena por él e incluso entendí su frustración, ya que me ha pasado eso también. Continúe leyendo

El día del examen ha llegado.

¿Alguna vez llegaste a la escuela y de repente el maestro te recibió con un examen sorpresa?

Apuesto a que te acuerdas de la sensación, el nerviosismo y la inseguridad: ¿Estoy realmente preparado? ¿Voy a acordarme de todo? Debería haber estudiado mis notas con más frecuencia, etc.

A veces aprobaste el examen, a veces no y tuviste que repetir el examen o hacer una tarea extra para pasar esa materia. Pero siempre aprendiste algo de esa experiencia. Continúe leyendo