El personaje

 

Constantemente leo ideas para escritores del cómo crear los personajes de sus novelas. La verdad es que sólo después de haber tratado de escribir una novela, un cuento, una fábula, un poema, etc., no te puedes imaginar lo difícil que es en realidad.

Para un escritor el estar delante de una página en blanco a la espera de ser llenada con inspiración, es una experiencia aterradora. Y créeme, las cosas se ponen peor después de la primera novela de éxito. Estás obligado a mantener la calidad de tus historias o en realidad se espera que escribas mejor con cada nuevo libro.

Así que lo mejor que puedes hacer, si es que estás pensando en la escribir tu primera, segunda, tercera o centésima novela, es escuchar a los escritores con más camino andado para que puedas aprender de sus experiencias. Continúe leyendo

Volviendo del pasado

 

Esa calle no se veía tan amplia como antes, no como la imagen en mi mente. Crecí en esa calle, pero ahora parecía más pequeña de alguna manera. ¿Las casas en esa calle se encogieron tal vez bajo la presión del tiempo y el espacio?

No había estado allí tal vez en 30 años más o menos. Los árboles eran, por supuesto, más altos que cuando yo vivía allí, pero de alguna manera, no se veían más altos que en mis recuerdos.

Pero las casas eran ahora más pequeñas, toda la calle no es tan ancha y la gente es toda diferente. Continúe leyendo

Deja de buscar razones para ser infeliz

Últimamente mientras voy caminando por la calle me gusta escuchar un par de frases de conversaciones de otras personas, no para chismear, sino porque si juntas todas frase que escuches “al pasar” puedes crear “diálogos” muy divertidos. ¡Supongo que podría escribir una novela con todas las frases que he reunido últimamente!

Pero una vez que la diversión había terminado y me puse a recordar un poco más de las pláticas que oí en mis viajes, me sorprendió descubrir que la mayoría de las conversaciones se refieren a las cosas en que la gente se enfoca y estas eran en su mayoría, cosas que los hacen infelices. Continúe leyendo

Tu eco

Recuerdo lo divertido que era para mí jugar con mi eco cuando mi madre me llevaba a una antigua capilla donde se podía hablar en voz baja en una esquina y otra persona podría escuchar lo que dijiste en la otra. El efecto era increíble, yo tenía unos 4-5 años de edad y en realidad, pensaba que había algún tipo de “conexión” ahí para que ese fenómeno fuera posible.

Creo que todos hemos jugado con el eco, gritando en una cueva o cámara geodésica es una experiencia divertida y sorprendente, especialmente para los niños, que no les importa si otras personas los miran de una manera rara, en realidad yo tampoco ahora. Pero este es un ejercicio de iluminación interna también. Continúe leyendo

El espejo

Hemos hablado muchas veces sobre la importancia de hacer primero los cambios dentro de nosotros, antes incluso de comenzar a criticar lo que estamos experimentando u observando en el mundo exterior.

Si quieres ver cómo te ves antes de salir a la calle, tendrás que pararte frente a un espejo y mirarte en él para que puedas ver cómo te verán los demás cuando salgas. Continúe leyendo