Repelente de agua.

El otro día estaba viendo una demostración de un repelente de agua que era muy impresionante.

Mostraron dos superficies de madera, en una de ellas se aplicó el repelente y dejaron la otra sin tocar. Se roció una buena carga de agua sobre ambas superficies y la que no tenía el repelente estaba empapada, pero la otra estaba completamente seca. Se podía ver como el agua se deslizaba por la superficie, dejando la madera totalmente seca, sin haber sido tocada por el agua. Continúe leyendo