Tu fuerza es …

Se sentía realmente mal esa mañana. Ella había estado tratando de ser fuerte durante demasiado tiempo y eso requiere mucho esfuerzo. Su fuerza empezaba a desvanecerse y la desesperación era más que evidente en sus ojos.

Me miró con los ojos más tristes que he visto en mi vida. Su voz proyectó su estado interior y después de decir hola con una voz taciturna, me dijo que ella sentía que ya no podía soportarlo.

La vida la había tratado mal y ha estado pasando por un período difícil en todas las áreas de su vida.

Ella sabía muy bien que necesitaba cambiar su actitud, pensamientos y sentimientos para poder volver a ponerse en pie una vez más. Pero esta vez ella sentía que eso era demasiado para ella.

Ella me pidió que le diera sólo un aspecto de ella que pudiera darle esperanza para el futuro.

“Dime sólo una cosa para hacerme sentir fuerte una vez más” Ella dijo con una voz desesperada. Continúe leyendo

¿Y ahora qué?

“… Así que empecé a visualizar los resultados finales que quería ver en mi vida y luego me quedé allí mirando el techo en silencio, preguntándome qué hacer a continuación.” Me dijo.

“Bueno, después de visualizar lo que queremos manifestar, Lo que sigue es escuchar a tu corazón, es necesario dar un paso hacia lo que quieres conseguir. Si no haces nada, ni siquiera dar un pequeño paso, para que tu acción ponga en marcha al resto del Universo, nada va a suceder. ” Fue mi respuesta.

“Ok, ok sé todo eso, lo he leído una y mil veces, pero la cosa es que en este momento, NO SÉ QUÉ HACER! He hecho todo lo que sé lo que puedo hacer y, no tengo ni idea de cuál es el siguiente paso y necesito que me ayudes a descubrir lo que sigue. No hay nada más enervante de desear algo y no tener idea de qué hacer al respecto, no puedo seguir mirando al techo toda mi vida. ” Dijo desesperadamente.

“Ok, lo entiendo, he estado allí muchas veces antes. Después de haber hecho todo lo que puedes y/o sabes que puede hacer al respecto, lo que sigue es el uso de la fuerza más grande que puede ayudarte a manifestar en tu vida lo que necesitas: Gratitud.” Continúe leyendo

La respuesta no está ahí

Estaba observando a dos mujeres hablando en un restaurante. No estoy muy seguro de si realmente se estaban comunicando o simplemente mataban el tiempo un rato. Ambas estaban tratando de decir muchas cosas, pero nunca terminaban realmente una idea, ya que se la pasaban interrumpiéndose mutuamente todo el tiempo.

Pude ver cómo una de ellas seguía tratando de exponer una idea, mientras que la otra estaba esperando ansiosamente que hubiera una pequeña pausa para interrumpir y empezar a hablar sin siquiera dejar que su interlocutora terminara la frase.

Siguieron haciendo eso todo el tiempo, y pude notar que ninguna de ellas se mostró muy satisfecha con la plática. A medida que el tiempo pasaba, se interrumpían entre sí más a menudo y al final ambas se veían ligeramente molestas, así que simplemente intercambiaron un breve adiós y se fueron. Continúe leyendo

La ecuación

Una cosa que me gustaba de las matemáticas cuando yo era un niño, era que eran muy precisas. 2 + 2 = 4. Eso es. ¡Directo al grano!

Pero luego, cuando las matemáticas se ponen más complicadas, las cosas pueden cambiar.

No te preocupes, no voy a hablar de matemáticas hoy, sólo estoy compartiendo contigo una epifanía que tuve la otra noche, así que no esperes un tratado de matemáticas aquí, ¡lo prometo! Continúe leyendo

¡Muévete!

Cada sentimiento, cada sensación, cada emoción tiene una razón de ser. No son sólo un capricho de la naturaleza. Tienen una función también.

Una de las que he observado con mucha atención, es el miedo y me ha sorprendido lo importante que es. Este mecanismo natural se ha implantado en nosotros y “nos obliga a avanzar, a movernos”, sin embargo, muchas veces nos bloquea y nos paraliza causándonos el doble de daño.

Algunas especies de animales son paralizadas por el miedo y son fácilmente atrapados por sus depredadores. Pero las especies que reaccionan al peligro moviéndose más rápido son los que son más capaces de sobrevivir. Continúe leyendo

Soledad

“¿Así que te casas con él?”, Le pregunté.

“Sí, así es.” Ella respondió con una mirada vaga en sus ojos.

“Pero ¿no me dijiste que lo conociste apenas hace dos meses?”, le pregunté con sorpresa.

Después de unos segundos de reflexión rápidamente dijo: “Sí, pero por favor, entiende que no quiero estar sola nunca más.” Su voz era firme y entendí que no querían continuar esta conversación. Continúe leyendo

Palabras

Yo estaba tratando de entender lo que dos jovencitas estaban platicando mientras esperaba en una plataforma en una estación del metro. Estaba con una persona adulta con ellas, que supongo que era la madre de una de las adolescentes.

Era muy difícil entender lo que estaban hablando, pero me sentí aliviado cuando me di cuenta de que yo no era el único, la madre y otras dos señoras estaban en la misma situación que yo. Obviamente estaban confundidas con la forma en que ellas utilizan algunas palabras.

No puedo recordar exactamente cuáles estaban usando, pero, cuando una de ellos le preguntó a la otra el significado de una de esas palabras, ella dio una respuesta que estaba muy lejos de ser correcta. Continúe leyendo

Desde cero

A la mayoría de la gente mayor que conozco, le gusta ver su vida al revés. Es decir, les gusta ver todas las cosas que han logrado durante sus vidas. Cómo las cosas les fueron difíciles alguna vez y, a pesar de ello, fueron capaces de superar los obstáculos y luchar para conseguir lo que querían. Pero el 95% de ellos cuando les pregunto si quisieran comenzar todo desde cero, contestan con un rotundo: ¡NO!

La mayoría de la gente de cierta edad, ha vivido una vida llena de dificultades y han aprendido a superarlas y ahora están en un lugar privilegiado, ya que pasaron sus pruebas. No obstante, no les gusta la idea de comenzar de nuevo.

Ellos sienten que han llegado a la meta y ahora sólo pueden descansar y vivir mirando el pasado por el resto de sus vidas. Continúe leyendo

Envidia

 

Él me mostró su nuevo teléfono móvil, estaba muy bonito, más memoria RAM (memoria de trabajo), un procesador más rápido, y la batería parece durar más tiempo, por lo menos es algo menos de qué preocuparse, como por encontrar un lugar para cargar su teléfono durante el día.

Me encantó el color y la pantalla se ve mucho más brillante y con una mejor definición.

Le devolví el móvil con una sonrisa y él sólo me miró por un rato en silencio. Luego me preguntó si yo no iba a decir nada al respecto.

Así que le dije una vez más que me gustó el móvil mucho y que estaba feliz por él y que disfrutara de su nueva adquisición. Y realmente me sentí muy feliz por él pues estaba contento y se le notaba fácilmente. Sus ojos tenían ese brillo emocionado por dentro. Continúe leyendo

No le toques

He estado con las computadoras desde…. Bueno, hace mucho tiempo, sí, incluso antes de que existiera Gopher (el abuelo de Google, Yahoo, etc.) Ya sé, ya sé que soy un alma antigua. Incluso antes de la web y, cuando telnet era la más avanzada “herramienta de comunicación”, y desde entonces he estado observando el mismo patrón de conducta.

Una de las primeras cosas que hago cuando alguien me llama histérico a las 3 A.M. para pedir ayuda porque su computadora está descompuesta es preguntarles: ¿Qué es lo que has instalado antes de que eso sucediera? Continúe leyendo