Salte

El insomnio es una enfermedad muy dañina que se está volviendo muy común en estos días.

Estudios recientes reafirman lo que la medicina china dijo hace siglos: dormir después de la medianoche no es tan benéfico como acostarse mucho antes. El cuerpo humano tiene un reloj natural interno que regula las diferentes funciones de nuestro organismo.

Dormir alrededor de las nueve o las diez de la noche nos dará un mejor descanso y definitivamente ayudará a que tu cuerpo se recupere más rápido, según estos estudios.

Pero cuando despiertas en medio de la noche y, por alguna razón, no puedes volver a dormirte de inmediato, tu mente comienza a deambular, tus problemas comienzan a verse más grandes y aterradores de lo que realmente son.

Y tú sabes muy bien, qué pasa cuando empiezas a pensar en tus problemas a altas horas de la noche. Continúe leyendo

Dónde quiera que estés

Si miras a tu alrededor en este momento, ¿qué ves? O mejor dicho, ¿te gusta lo que ves? ¿Estás en el lugar donde planeaste estar hace un año? ¿Son las circunstancias como las deseabas en aquel entonces?

Si contestaste que sí a todas esas preguntas, enhorabuena, has llegado a la meta. Pero si contestaste que no a cualquiera o a todas, entonces no te preocupes. Eres un ganador de todos modos porque, lo creas o no, estás en lugar en el que estás destinado a estar en estos momentos.

Probablemente tus metas y sueños eran diferentes y piensas que estás en donde no se supone que deberías el día de hoy. Pero eso no es así.

No importa cuán horribles /grandiosas las cosas han estado en estos últimos meses, éstas te han traído a dónde estás ahora por tu propio bien. Continúe leyendo

Hazte presente

A veces nos quejamos de la falta de apoyo de nuestra familia, la falta de comprensión de nuestros amigos y conocidos y, de cuánto sufrimos nuestra soledad, en lugar de aprender de ella.

Cuando estamos en tales estados mentales, tendemos a buscar a alguien que nos escuche, queremos ser entendidos, ser apoyados.

Pero tan pronto como tratamos de encontrar esas cosas en otros, nos enfrentamos a una fría pared de indiferencia y nuestra soledad se hace aún más grande.

Todos hemos estado allí. ¿Pero te has dado cuenta, de cuando has estado del otro lado?

¿Cuántas veces has evitado a un amigo con un problema que está tratando de llegar a ti para que él / ella pueda simplemente ser escuchado?

Probablemente hubo un momento en que alguien esperaba que le prestaras un oído atento, pero tú estabas demasiado ocupado, demasiado cansado o, simplemente, no estabas “de humor.” Continúe leyendo

Competir

No sé tú, pero yo estoy cansado de ver las guerras de opinión en las redes sociales, los medios de comunicación, los periódicos, la radio, la televisión e incluso en la mesa de café de los vecinos.

Un lado dice que saben de lo que están hablando, el otro lado da sus “razones” y en lugar de personas tratando de llegar a una conclusión común, todo lo que veo es a gente tratando de derrotar al otro lado.

Se puede ver a muchos quejándose de todo, pero nunca dan una solución alternativa a esa situación. Los políticos de todo el mundo prometen acabar con el desempleo, el hambre, la guerra y todos los problemas humanos que hay, si la gente vota por ellos, pero nunca dicen cómo van a cumplir, por supuesto que no tienen ni idea, todo lo que ellos quieren son sus votos.

Redes sociales llenas de gente criticando a sus gobiernos, sus amigos y vecinos, pero nunca dando proposiciones factibles.

Y sí, sitios como el mío quejándose de todos ellos.

¿Podríamos simplemente detener esta moda de lloriqueo y contribuir con algunas buenas ideas para hacer de esta una vida mejor? ¿Podemos realmente “arreglar” el mundo y encontrar soluciones eficaces a los problemas que tan duramente atacamos?

Bueno, tal vez no es tan fácil como pensamos y, si estuviéramos en el lugar de aquellas personas que criticamos constantemente, la perspectiva sería muy diferente. Pero podemos dar el primer paso hacia un mundo mejor al corregir nuestras propias actitudes.

Si en vez de atacar el punto de vista, las creencias o las acciones de los demás, tratamos de ponernos en sus zapatos por un minuto, podríamos descubrir que el dolor ha alterado la personalidad de esas personas y esa historia les está haciendo actuar de la manera que lo hacen. Pero la mayoría de las veces ignoramos esos pequeños detalles.

A parte, nosotros actuamos de la manera que lo hacemos, porque el miedo está dominando nuestra vida de maneras impresionantes. Tenemos miedo del futuro, miedo a nuestros resultados, miedo a no ser suficientemente capaces, miedo a lo que otros piensan de nosotros y así sucesivamente.

Recuerda que tú estás donde estás, porque es donde se supone que debes hallarte ahora. Eso no significa que necesitas permanecer allí para siempre, probablemente lo que necesitas aprender ahora es, justamente cómo salir de allí y ésa es la razón porqué has estado aquí por un rato. Tener esto en mente te ayudará a confiar en ti mismo, confiar en el proceso, confiar en la Vida y confiar en que tus resultados serán lo mejor para ti.

En cualquier caso, tú estás aquí, tienes lo que necesitas ahora mismo para dar el primer paso. Si te gusta tu vida tal cual es, sigue haciendo lo que estás haciendo. Si quieres cambiar, crea una variación en ti mismo. Modifica algo, aunque sea pequeño todos los días hasta que veas la diferencia que deseas en tu vida. Pero haz una transformación todos los días.

Deja de quejarte de tu mundo y empieza a vivir la vida que quieres, haz los cambios en tu ser interior primero. Entonces verás a otras personas siendo guiadas por tu ejemplo. Mantente tan ocupado con tus propias mejoras que los errores de otras personas pasen desapercibidos para tu ego. Y en lugar de criticar, ofrece opciones viables. Esa es la mejor manera de ver el cambio que quieres en tu vida, manifestado en tu realidad.

Recuerda: “Tú no eres un contendiente, tú eres un creador.”

Hay una razón

La tarde era hermosa, el cielo azul mostraba sólo unas pocas nubes en la distancia y el río Cherwell permanecía calmado como de costumbre con unas pocas parejas remando a lo lejos.

Mi amigo el profesor H, es muy conocido por sus descubrimientos en física y especialmente por sus teorías en mecánica cuántica. Pero esa tarde, su lección no tenía nada que ver con el comportamiento de las partículas u otras dimensiones.

Estaba más callado que de costumbre, hoy parecía más distante que otras veces. No quería interrumpir sus pensamientos y me limité a caminar a su lado en silencio.

De repente se detuvo y dijo en voz alta: “Todo es sólo acerca de la comprensión” y continuó su paseo.

Pensé que estaba hablando de una de sus conocidas y controvertidas teorías, pero pocos minutos después me dijo que se sentía mal por algunos desacuerdos que había tenido con un amigo la noche anterior.

“Como de costumbre, las personas expresan sus opiniones sobre ciertos temas y luego comienza el debate. Un lado es más apasionado que el otro y, por supuesto, todo el mundo quiere tener la razón…”, Dijo en una voz pausada.

“Pero he aprendido que no hay correcto o equivocado, todo es cuestión de entendimiento, de perspectiva”. Y al final, no importa quién está bien o mal, el verdadero desafío es tratar de entender el punto de vista de la otra persona, no imponer la nuestra “.

“Las nuevas teorías reemplazan a las antiguas, éstas se mantienen hasta que la última persona que creyó en ellas muere. El nuevo conocimiento reemplaza al antiguo, entonces creemos que es la única verdad por un tiempo y luego, el ciclo se repite ad infinitum “.

“Tal vez sea parte de nuestra naturaleza … Tal vez tengamos que pasar por cada uno de estos ciclos para entender y redefinir nuestros propios conceptos”.

Él había logrado aplicar sus métodos de investigación y teorías a su vida de una manera impresionante. Y una vez más, aprendí una lección de este sabio hombre.

Intentar convencer a otros de que nuestro punto de vista es la única perspectiva válida que existe es inútil. La vida nos ha enseñado a lo largo de la historia, que siempre hay diferentes percepciones, ideas, puntos de vista. Siempre hay una razón para todo y al final, la Luz es derramada sobre la oscuridad. Las respuestas aparecen para la mayoría de nuestras preguntas y finalmente encontramos la razón por la cual las cosas sucedieron de la manera que lo hicieron.

Podríamos no encontrar siempre esas razones, pero eso es porque no estamos viendo la escena completa. Pero si aprendemos a ser amables con los demás, tratamos de entender sus maneras y estamos abiertos a sus ideas y razones.

Finalmente vamos a detener nuestra necesidad interior de estar en lo correcto y en control todo el tiempo.

Esto no significa que necesites dejar de buscar tu propia verdad, o defender tus principios e ideales, simplemente para y escucha, trata de entender sus razones, aprende de ellos y comienza una vez más. Comenzamos de nuevo todas las mañanas, incluso cuando pensamos que continuamos el viaje del día anterior.

Deja de tratar de convencer a los demás, de tener siempre la razón o de ganar todas las batallas, aprende, trata de entender y aprende una vez más.

La vida es demasiado corta y maravillosa para estar lloriqueando todo el tiempo acerca de pequeños problemas. Y tú eres demasiado noble para dar tu energía y precioso tiempo a actitudes retrógradas.

Semillas

Tomado de mi libro: Pensamientos Cuánticos: Respuestas III

Hemos hablado muchas veces sobre la importancia de tener una buena actitud cuando se enfrenta un momento difícil.

Al analizar nuestro pasado podemos encontrar múltiples ejemplos de situaciones que parecieron ser malas y terminaron siendo “bendiciones disfrazadas”.

¿Cómo puedes saber si el momento difícil que estás pasando en este momento no es sólo una mala interpretación de la escena? Ya has estado allí antes, así que ¿por qué aceptar de antemano que esto es una mala circunstancia?

Es más fácil renunciar desde el principio y aceptar que esto es una situación terrible, preocuparnos y colocarnos la etiqueta de “víctima” en la frente. En realidad la mayoría de las veces es lo que hace la gente. Pero ¿Qué bien ha traído hacerlo a nuestra vida en el pasado?

Así que si estás de acuerdo en que no podemos ver la imagen completa de todo lo que sucede la mayor parte del tiempo, entonces ¿por qué sigues cayendo en ese juego? Bueno, los viejos hábitos son difíciles de romper.

Así que cuando las cosas parezcan ponerse difíciles, recuerda que es sólo tu señal para trabajar con las herramientas que ya tienes. Encuentra inmediatamente las cosas buenas que te rodean. Siempre hay algo que agradecer. Busca bien. Mira a tu alrededor, estoy seguro de que hay muchas cosas de las que puedes sentirte agradecido. Haz un esfuerzo y escríbelas.

Sí, escribirlas ahora, para que tu mente subconsciente pueda registrarlas todas y eso te ayude a cambiar tu estado de ánimo y la actitud hacia tu vida presente.

Empieza desde allí y continua con un salto de fe, es decir, comienza a sentir gratitud por los buenos cambios que van a aparecer en tu vida, incluso cuando no puedas ver la evidencia más pequeña frente a ti, incluso cuando no haya la más mínima posibilidad, aun cuando la oscuridad sea la única “luz” disponible en la actualidad.

Entonces serás capaz de trabajar a partir de ahí. Aprende a ser un “optimista implacable”, sólo entonces podrás ver los cambios reales en tu vida. Mantén esa actitud hasta el último segundo y la mayoría de veces el milagro aparecerá frente a ti como en las películas: En el último y menos esperado momento y forma.

Sólo mantén la fe y el optimismo y te harás cada vez más y más fuerte.

Te convertirás en un hacedor de milagros y la gente que te rodea te pedirá tu secreto. Puede decirles esto, pero la mayoría de ellos no te lo vas a creer, no hay problema, es natural, pero mientras más lo pruebes y veas que funciona, mejor te harás.

Entonces los otros tratarán de seguir tu ejemplo. Y habrás plantado una semilla en sus corazones. Una semilla que seguramente va a crecer y cambiará la vida de muchos.

Tomado de mi libro: Pensamientos Cuánticos: Respuestas III

¡Basta! No tienes que ser fuerte todo el tiempo

Tomado de mi libro: Respuestas

“Sigue adelante “, “Tienes que ser fuerte “, ” ¡Échale ganas¡ “, ” No tengas miedo ” , “No te preocupes, sé feliz” y muchas otras expresiones se dicen muy a la ligera por todo el mundo cuando el problema está sobre los hombros de otra persona.

Pero cuando tienen que hacer frente a tiempos difíciles, esa misma gente que te dijo todo eso en el pasado, se enoja cuando utilizas los mismos clichés con ellos.

Sólo recuerda que todos somos seres humanos y es natural que nos preocupemos, nos enojemos, nos sintamos tristes y ansiosos, etc.  El verdadero maestro no es el que está todo el tiempo en control de sus emociones y sentimientos, sino el que permite que fluyan a través de su organismo y vuelve a su frecuencia ideal a un ritmo natural. Continúe leyendo

Lo bueno, lo malo y la lección…

 

 Tomado de mi libro: Respuestas II

Cuando he experimentado algo difícil o “malo” en mi vida, por lo general lo quitaba de mi mente por un tiempo y justo después de que el dolor se había ido lo traía de vuelta a mi atención.

Tuve esta tendencia a apartar la mirada de las lecciones duras o malas en mi vida, ya que consideraba que si sacaba de mi mete todas las cosas “malas” en mi vida,  no me afectarían más, así iban a desaparecer y se irían para siempre.

Pero hoy en día tengo un enfoque diferente para los eventos “malos y feos” en mi vida. He aprendido a apreciarlos y ponerlos en un lugar especial en mis recuerdos, porque si yo no los hubiera experimentarlo, yo no estaría aquí ahora, yo no sería quien soy y yo no sería capaz de compartir las lecciones y bendiciones que han traído a mi vida. Continúe leyendo

Dependiendo de ellos

 Tomado de mi libro: Respuestas

Estaba leyendo un foro donde los escritores comparten sus experiencias, dudas y consejos con otros escritores y, me sorprendí al descubrir que una de las preguntas más frecuentes era: ¿Quién de todos ustedes tiene en su vida gente que apoya su pasión por la escritura?

La mayoría de las personas respondieron que sus familias no estaban realmente interesados en su pasión. Se echaban ellos mismos porras y muchos dijeron que eran escritores porque sólo ellos creían en sí mismos.

Me quedé muy impresionado al leer que un gran número había abandonado la escritura, por la cantidad de críticas que habían recibido y creían que no eran nada buenos.

Algunos de ellos buscaron el apoyo en grupos locales de escritores y otros foros en línea, donde la agresión y la falta de respeto es increíble. Continúe leyendo

Gracias por estar aquí

 

Parece que es muy difícil hoy en día, vivir en el presente. O nos quedamos extrañando el pasado o soñando con el futuro. Pero nos olvidamos de vivir aquí y ahora.

Estaba escuchando una canción esta mañana, se trataba de la importancia de disfrutar el presente, porque lo vas a extrañar en el futuro y eso me dejó pensando todo el día.

La mayoría de las veces no nos gusta lo que estamos viendo a nuestro alrededor en este momento. Continúe leyendo